¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
Nacional
imagen principal

HOTELDIVORCIO

Aquí tu check out ¡incluye divorcio!

Roberta Carrillo

Los hoteles cinco estrellas son el sitio ideal para celebrar una boda y pasar ahí la luna de miel soñando con un “vivieron felices por siempre”… pero ahora también puedes hospedarte ahí para dar por terminado el matrimonio.  

Echtscheidingshotel, el Hotel del Divorcio en neerlandés, es una marca de Jim Halfens, un emprendedor que inició en Holanda este poco convencional negocio de divorcio express.  


May 29, 2012
Lectura 4 min
portada post

4.3 Divorcios por cada mil personas en Estados Unidos en 2011

Durante un fin de semana, los futuros “ex” tienen un equipo de profesionales disponible: abogados, notarios, psicólogos, mediadores y agentes inmobiliarios

Los hoteles cinco estrellas son el sitio ideal para celebrar una boda y pasar ahí la luna de miel soñando con un “vivieron felices por siempre”… pero ahora también puedes hospedarte ahí para dar por terminado el matrimonio.  

Echtscheidingshotel, el Hotel del Divorcio en neerlandés, es una marca de Jim Halfens, un emprendedor que inició en Holanda este poco convencional negocio de divorcio express.  

El tormento emocional y financiero por el que pasan las parejas para divorciarse ya no tiene que ser tan pesado. Divorcios que tardan años y cuestan fortunas ahora se pueden solucionar en un par de días y con un precio fijo de 2 mil 499 euros.

No es solo uno el hotel al que van los futuros divorciados, hay distintas cadenas con los que Echtscheidingshotel trabaja.  Aruba, Barcelona, Cannes, Bruselas y Londres son algunas localidades donde la empresa presta sus servicios.  

La idea es que la pareja que desee tramitar su divorcio se comunique con la empresa, que puede ofrecer también consultorías legales tradicionales a un precio accesible. Se analiza si la pareja está en posibilidad de llevar a cabo un divorcio express, ya que no siempre es posible.

El último weekend juntos

Además de su ropa, las parejas que sí son candidatas a asistir al Hotel Divorcio empacan para el fin de semana mucha paciencia y disposición. Duermen en habitaciones separadas, pero desayunan y comen juntos.

Los futuros “ex” tienen un equipo de profesionales disponible. Cuentan con abogados, notarios, psicólogos, mediadores y agentes inmobiliarios -aparte de masajistas y cocineros de primer nivel- a su disposición todo el fin se semana.

Para el domingo en la tarde la pareja debe estar firmando los acuerdos del divorcio para ser entregados a la corte el lunes. A partir de ahí, solo faltarán unas cuantas semanas para que el sistema judicial haga del divorcio un hecho oficial.

Al sueño americano

Este esquema de divorcio express que comenzó en los Países Bajos ya se ha propagado por Europa y no tarda en llegar a Estados Unidos.

Y para darle el “american spin”, Jim Halfens está negociando con televisoras norteamericanas para hacer un reality show sobre el fenómeno. Las productoras de TV han demostrado con anterioridad no tener problema encontrando personas que estén dispuestos a compartir sus momentos más personales por 15 minutos de fama y un divorcio gratis.

Hoteles de Los Ángeles y Nueva York, las capitales turísticas, serán los primeros elegidas. Todo se perfila para que el Hotel Divorcio sea un éxito en este continente también.

En México podrá ser sencillo implementarlo para las parejas sin hijos y con bienes separados que estén en voluntad de divorciarse. 

Pero en los demás casos, hasta el llamado “divorcio express” del Distrito Federal tarda entre 2 y 4 meses.

A pesar de que el divorcio en los países avanzados llega a un porcentaje muy alto, como el 65 por ciento de Rusia y 53 por ciento de Inglaterra, también se ve una tendencia a la baja.

En Estados Unidos, el auge fue en 1981, con 5.1 divorcios anuales por cada mil personas. La cifra del año pasado es de 4.34 por cada mil. A ésto se le agrega que cada vez se celebran menos matrimonios.  

Quizás el divorcio no sea un negocio en crecimiento sino uno ya en maduración. Desde esa perspectiva, es acertada la acción de encontrar nuevas maneras de prestar un servicio.  

Como Jim Halfens, que encontró la manera de hacer de una mala experiencia una lujosa vacación en el Hotel del Divorcio.

Comentarios