México es un campo fértil para el comercio electrónico y los marketplaces que buscan hacerse de un espacio en el mercado toda vez que sus habitantes continúan migrando hacia este tipo de compras, además de que el país es una gran plataforma de negocios con proyección hacia Latinoamérica.

Esta creciente fuerza del e-commerce está por observarse en el evento del Buen Fin de este año en el que portales electrónicos y marketplaces tienen grandes apuestas y es que durante 2020 se observó un salto en las ventas por internet durante los días que duró el evento de descuentos más grande del año.


La confianza del mexicano como consumidor ha evolucionado positivamente al considerar que su situación económica para el mes de octubre era ligeramente mejor con la comparada hace 12 meses

“El Buen Fin era un evento casi enfocado en tiendas físicas, hoy se ha convertido en digital y tiendas físicas. De 10 personas encuestadas ocho quieren comprar en Buen Fin y, de esas, nueve quieren comprar en línea, por lo que esperamos un evento muy importante en el que vamos a ver crecimientos exponenciales, nos hemos preparado puntualmente con stock importante y para nosotros definirá parte de nuestro futuro y posicionamiento frente al cliente”, explica Francisco Alatorre, country manager de Linio en México en entrevista con Reporte Índigo.

Las expectativas de compra para este Buen Fin por parte de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) para el e-commerce señalan que 27 por ciento de los consumidores de este evento anual compraran sólo por internet y 70 por ciento utilizarán tanto el canal digital como las tiendas físicas.

Este marketplace que inició operaciones en México durante 2012 y tiene presencia en Chile, Colombia, Perú y oficinas operativas en China, admite que la crisis de comercio internacional que se vive actualmente debido a la escasez de contenedores y tráfico marítimo les ha afectado como a todas las empresas de retail y comercio electrónico, sin embargo, para el esperado evento de descuentos en México hubo una preparación previa para evitar quedarse sin inventario.

“Nosotros lo que hemos hecho es hacer una proyección con nuestros socios comerciales para hacer stocks sobre todo para el Buen Fin y hemos asegurado stocks de lo que queremos vender en la plataforma. La crisis, como a otros retailers y portales, nos ha afectado, pero hicimos proyecciones puntuales trayendo el producto al almacén y sabiendo que lo que tenemos es lo que queremos vender”, comenta Alatorre.

La crisis de contenedores surgió a partir del colapso económico por la pandemia de COVID-19 cuando la población dejó de realizar compras ante la incertidumbre financiera, lo que provocó que las embarcaciones se estancaran en los puertos a la espera de una reactivación o retornar vacíos a sus puertos de origen, y ello les generó grandes pérdidas económicas.

Consumidores mexicanos en marketplaces

México, además de ser el país en donde iniciaron operaciones, es un mercado clave para el crecimiento de este marketplace en gran medida por el gasto que acostumbran destinar los mexicanos a la compra de productos que no son básicos.


“Al final es un país súper consumidor, somos de los países que más participación de nuestros ingresos ocupamos en consumo, podemos comprar a meses sin intereses, pagos, pero compramos y mucho”

Francisco Alatorre

Country Manager de Linio en México

Durante 2021, la confianza del mexicano como consumidor ha evolucionado positivamente al considerar que su situación económica para el mes de octubre era ligeramente mejor con la comparada hace 12 meses, esto de acuerdo con el Indicador de Confianza del Consumidor elaborado por el INEGI.

Sin embargo, este indicador también apunta que las posibilidades de los integrantes de un hogar para realizar compras de muebles, televisores y otros aparatos electrodomésticos disminuyó en 0.2 puntos porcentuales en comparación con 2020.

Justamente la categoría de artículos para el hogar ha tomado una relevancia especial para el negocio de Linio con el objetivo de posicionarse como el primer marketplace de venta de estos productos, toda vez que durante la pandemia estas compras adquirieron una especial relevancia.

Otra de las grandes oportunidades del mercado mexicano para las empresas digitales, desde la perspectiva de Alatorre, es la capacidad de expansión que se tiene en el territorio hacia países de Latinoamérica.

“Es un país muy interesante para todas las marcas, formatos de negocio y todas las plataformas, normalmente México es como el frente de los países de Latinoamérica. Los formatos de negocios o empresas que quieren hacer negocios en la región primero prueban en México, es un país muy variado, con un consumo importante, estamos abiertos a la innovación, además la zona geográfica de México tiene acceso de productos que vienen de Estados Unidos, que aloja mucho consumo, tiene diferentes accesos vía aérea, marítima, de ahí que México sea un país interesante para muchas empresas”, explica.

También puedes leer: Ciberdelitos, repelente de clientes para e-commerce