Apple vendió mucho más de lo esperado, llegando a alcanzar 9 millones de ventas en conjunto de sus modelos iPhone 5s y iPhone5c.  

Tan buena respuesta en un periodo de tres días, causó que las acciones de Apple subieran un 4.5 por ciento a 488.64 dólares en las primeras operaciones del lunes, justo después de la noticiosa cifra de ventas.

Las ventas de los nuevos modelos fueron casi el doble que las ventas en el primer fin de semana del modelo anterior hace un año, cuando la empresa logró ventas de 5 millones de unidades.

Mientras que algunos analistas de Wall Street especulaban que Apple vendiera alrededor de 6 millones de unidades, otros aseguraban que vendería todo su inventario y no más, debido únicamente a que la lectura de la tecnología de huella digital dificulta su fabricación.

Los ingresos en el cuarto trimestre de la compañía estaban estimados en 34 mil millones de dólares, no obstante Apple reajustó su pronóstico financiero reflejando ganancias de hasta 37 mil millones de dólares. 

En contraste con el exitoso lanzamiento por parte de Apple, Blackberry anunció el viernes pasado que dejaría de vender productos a los consumidores cancelando casi mil millones de dólares en inventario, donde se econtraban cuatro nuevos modelos. 

Del mismo modo anunció que despedirá a 4 mil 500 empleados, casi el 40 por ciento de su fuerza de trabajo.