El pasado 24 de enero América Móvil (AMX) alcanzó un acuerdo para la adquisición de las operaciones de Telefónica en Guatemala y El Salvador por un monto, en conjunto, de 648 millones de dólares.

Como resultado de esta adquisición, AMX concentraría 54.7% de los ingresos y 52.7% de los suscriptores dentro del segmento móvil en el Salvador.

Mientras que en Guatemala tendrán 52.6% de los ingresos y 47.4% de los usuarios, logrando una posición claramente dominante en ambos países.

En el caso de la telefonía fija la situación es más alarmante, pues acapararían prácticamente todo el segmento, con ingresos en El Salvador y Guatemala de 93.7% y 82.4% del total respectivamente.

Mediante esta operación, la compañía consolidará su participación de mercado en la provisión de servicios de telecomunicaciones en Centroamérica, fortaleciendo la posición de sus filiales “Claro” en esos países, especialmente en los segmentos de Telefonía y Banda Ancha (tanto fija como móvil).

La venta de Telefónica Guatemala cerró de manera formal el día 24 de enero, mientras que en El Salvador, por el tamaño de la transacción, aún debe ser analizada y aprobada por las autoridades de competencia del país.

Las mismas deberán tener presente que, al incrementarse la concentración de mercado y disminuirse el número de competidores de forma tan dramática, podrían verse mermados o eliminados los efectos benéficos de la competencia sobre la calidad, cobertura y precios de los servicios.

TE RECOMENDAMOS LEER: MÉXICO ES EL PAÍS CON MAYOR PERCEPCIÓN EN CORRUPCIÓN DE LA OCDE Y EL G20: TRANSPARENCIA INTERNACIONAL