Amazon instaló su novena planta de distribución en México y segunda en el norte del país, la cual se encuentra en Tijuana, Baja California, en el parque industrial Real Estate Management and Services Group (RMSG), en la zona Del Río Alamar.

El impresionante edificio abarca 32 mil metros cuadrados que contrastan con las casas de madera y lonas de la colonia de bajos recursos que lo rodean.

Te recomendamos: Amazon compra a Metro Goldwyn Mayer y la interminable franquicia de James Bond

El Ayuntamiento de Tijuana detalló que la planta arrancará sus operaciones en septiembre, y con este centro de distribución se lograrán ahorrar de forma importante los costos y tiempos de entrega de los productos en Tijuana, Mexicali, Tecate, Ensenada y Playas de Rosarito.

Además, su apertura representa oportunidades laborales a los habitantes del estado, pues se ofrecerán alrededor de 250 empleos nuevos.

“Como parte de las acciones promovidas para atraer la inversión a nuestra ciudad, el Gobierno Municipal, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeti), apoyó en la gestión de trámites para concretar la apertura de esta importante empresa, que contribuirá a la reactivación económica y al bienestar de las familias”, señaló la Presidenta Municipal, Karla Patricia Ruiz Macfarland.

Y es que, de acuerdo con la presidenta municipal, la llegada de Amazon a Tijuana contribuirá a la recuperación económica que está activándose en los distintos sectores productivos con la generación de empleos.

Sin embargo, la compañía ha sido criticada por sus condiciones laborales, ya que un intento de sindicalización de sus trabajadores fracasó hace unos meses en Alabama, además que la empresa ha sido señalada por pagar mal, imponer exigencias laborales injustas y negarse a ofrecer seguridad laboral.

Amazon actualmente tiene 1.3 millones de empleados en todo el mundo, y sigue contratando más personas a partir de la pandemia de coronavirus, debido “al vertiginoso crecimiento de sus negocios, como el de almacenamiento de datos en la nube y el de enviar satélites al espacio para hacer más accesible el servicio de internet”, señaló la compañía.