¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
Nacional

POLíTICAMONETARIA

Alza en duda

Rolando Hinojosa

La tormenta de volatilidad que los mercados financieros alrededor del mundo han experimentado en la última semana complica el panorama para el banco central más influyente del mundo: la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed).

Durante meses las autoridades de la Fed han señalizado que alzarán su tasa de interés de referencia, que se encuentra en un bajo histórico de entre 0 y 0.25 por ciento desde diciembre del 2008, antes del cierre del año. De proceder, ésta sería la primer alza de tasas en Estados Unidos desde el 2006.


Ago 26, 2015
Lectura 5 min

17.45 pesos por dólar fue el mínimo que alcanzó ayer el tipo de cambio en la venta a menudeo

"Desde mi perspectiva, en este momento, la decisión de iniciar el proceso de normalización (de tasas de interés) en la reunión de septiembre (de la Fed) parece menos convincente para mí de lo que era hace un par de semanas"

- William C. Dudley

Presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York

https://www.youtube.com/watch?v=zt_g6zY3Q48

La tormenta de volatilidad que los mercados financieros alrededor del mundo han experimentado en la última semana complica el panorama para el banco central más influyente del mundo: la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed).

Durante meses las autoridades de la Fed han señalizado que alzarán su tasa de interés de referencia, que se encuentra en un bajo histórico de entre 0 y 0.25 por ciento desde diciembre del 2008, antes del cierre del año. De proceder, ésta sería la primer alza de tasas en Estados Unidos desde el 2006.

Previo a esta semana, el consenso de analistas e inversionistas apuntaba que el alza se daría durante la reunión de la Fed que tendrá lugar en septiembre, con una menor probabilidad asignada para las reuniones de octubre y diciembre.

La expectativa de esta alza ha impulsado una fuerte apreciación del dólar, cuyo valor se encuentra en su punto más alto en más de una década.

Para los países emergentes como México, esto ha significado fugas de capital y fuertes depreciaciones de sus monedas frente al dólar; un ejemplo es el peso mexicano, que se ha depreciado más de 15 por ciento en lo que va del 2015.

Pero ahora, después de una semana volátil en las bolsas de valores del mundo, septiembre es visto como un candidato menos adecuado para el alza. Esta perspectiva no sólo puede verse en los pronósticos de los analistas e inversionistas, sino también en las declaraciones de las mismas autoridades de la Fed.

Dennis P. Lockhart y William C. Dudley, presidentes de los bancos de la Reserva Federal de Atlanta y de Nueva York respectivamente, indicaron esta semana que aunque no descartan por completo la posibilidad de realizar un alza en septiembre, ésta es menos probable que antes.

Las declaraciones de Lockhart y Dudley recibieron atención particular debido a que este año ambos son miembros con voto del Comité Federal de Mercado Abierto, la junta de política monetaria de la Fed.

Respiro para México

Con la probabilidades de un alza de tasas (y en consecuencia de mayor depreciación para el peso) empujadas hacia finales del 2015 o inicios del 2016, el Banco de México (Banxico) tiene más espacio para mantener su propia tasa de interés de referencia en el bajo histórico de tres por ciento que registra desde el año pasado.

En el pasado Agustín Carstens, gobernador de Banxico, ha declarado que el banco central mexicano está listo para alzar su tasa cuando la Fed actúe (o incluso antes, si es necesario), con el fin de minimizar la fuga de capital y depreciación del peso que históricamente ha acompañado este tipo de decisiones.

Si la Fed decide esperar hasta diciembre, esto le da tres meses más de espacio al estímulo monetario de Banxico, lo cual es importante porque México lleva dos años registrando un crecimiento económico decepcionante y necesita todo el apoyo que pueda conseguir.

Sin embargo, las autoridades de política monetaria del país no pueden bajar la guardia por completo, ya que la Fed aún podría dar sorpresas el próximo mes. Tal y como declaró Dudley, “la normalización (de tasas) podría volverse más convincente para el momento de la reunión a medida de que obtengamos información adicional sobre cómo está desempeñándose la economía estadounidense”.

Y el dólar por los cielos

En medio de las dudas de la Reserva Federal de Estados Unidos y la desaceleración de la economía china, el peso mexicano sigue perdiendo terreno frente al dólar estadounidense.

El tipo de cambio continúa tocando mínimos históricos a pesar de las subastas de dólares que realiza diariamente Banxico. Ayer el dólar llegó a venderse a 17.45 pesos al menudeo, mientras que el tipo de cambio interbancario alcanzó los 17.20 pesos por dólar.

Después de agotar la subasta diaria de 200 millones de dólares sin precio mínimo, Banxico se vio forzado como en las últimas semanas a activar una segunda subasta por la misma cantidad con precio mínimo. De esta segunda subasta sólo se colocaron 103 millones de dólares, pero cada vez la volatilidad internacional rebasa más a las autoridades monetarias del país.

Agustín Carstens, gobernador de Banxico, asegura que México no ha sido tan afectado como otros países por la volatilidad monetaria internacional y que la principal preocupación de instituto que dirige es el impacto que tendrá el tipo de cambio en la inflación.

La economía nacional lleva tres meses consecutivos registrando niveles mínimos históricos de inflación (en la segunda quincena de julio llegó al 2.65 por ciento). Sin embargo, analistas esperan que este efecto no dure mucho tiempo más y que los estragos del súper dólar se harán presentes tarde que temprano en los precios.


Notas relacionadas

Ago 16, 2019
Lectura 3 min

Jul 31, 2019
Lectura 3 min

May 20, 2019
Lectura 5 min

POLíTICAMONETARIA

La espera de Banxico

Nayeli Meza Orozco


May 20, 2019 Lectura 5 min

Feb 7, 2019
Lectura 12 min

POLíTICAMONETARIA

El nuevo equipo

Nayeli Meza Orozco


Feb 7, 2019 Lectura 12 min

Comentarios