El nivel de adeudo en el pago de tarjetas de crédito y préstamos personales alcanzan su máximo histórico en medio de la crisis económica generada por la pandemia de COVID-19.

De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la banca en México reporta un incremento en el Índice de Morosidad Ajustado (IMORA) en las tarjetas de crédito que, para enero de 2021, subió a 17.95 por ciento, 3.52 puntos más que el año pasado y su nivel más alto desde que existen datos.

Y es que, con la emergencia sanitaria, los consumidores han tenido que cubrir más gastos imprevistos, como hospitales y servicios funerarios, a los que suelen dar prioridad antes que cumplir con sus obligaciones financieras.


El maestro en Administración Luis Gerardo Reyes menciona: “Muchas veces son esos gastos de emergencia los que no permiten liquidar la deuda… además de que las cosas son más caras, por tanto, lo que se gana ya no alcanza para pagar saldos completos.”

Luis Gerardo ha incurrido en atrasos con el pago de sus tarjetas de crédito, pero ha logrado generar convenios con los bancos para liquidar su adeudo.

El IMORA incluye pagos atrasados y saldos vencidos que fueron vendidos a empresas de cobranza. Este se encuentra en su nivel más alto desde la crisis financiera de 2008-2009.

Los créditos personales también muestran un incremento en su IMORA. 17.57 por ciento en enero, contra el 15.78 por ciento de hace un año y el 17.19 de diciembre.

Edgar Aguilar, trabajaba en una tienda de retail y solicitó un préstamo personal con descuentos vía nómina que dejó de pagar desde noviembre, cuando perdió su empleo formal.


“Me quedé sin trabajo y lo que me dieron como liquidación lo usé para invertir en un pequeño negocio y la verdad es que apenas van saliendo ganancias para poder ponerme al corriente con ese préstamo”, dice al respecto.

El indicador del crédito al consumo engloba a las tarjetas de crédito y los préstamos personales. Este se ubicó en 13.70 por ciento en enero, lo que representa un incremento anual de 1.83 puntos.

Entre los bancos con más morosidad se encuentran, Consubanco, Scotiabank, Banca Miffel, BanCoppel y HSBC.

A pesar de las cifras históricas, Alfredo Calvo, senior director de Calificaciones Financieras de la agencia Standard & Poor’s, considera que en general, la morosidad de la cartera total de la banca tiene niveles manejables y resalta que el sector bancario presenta niveles adecuados de capitalización.

Lee también: Banorte, Santander o Citibanamex… ¿Cuál es el banco con más quejas según Condusef?