¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
imagen principal

ECONOMÍA

Ahora sí va la Fibra E

Nayeli Meza Orozco

El primer fideicomiso de inversión especializado en el sector eléctrico tardó tres años en llegar a la BMV. La CFE fue la encargada del lanzamiento aunque su existencia dependerá de la próxima administración


Feb 19, 2018
Lectura 7 min
portada post

“El próximo gobierno decidirá el futuro de la Fibra E”

- Alejandro Limón

CIEP

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) colocó el pasado jueves 8 de febrero la primera Fibra E administrada por su filial CFE Capital. Con este lanzamiento la empresa dejó atrás a Petróleos Mexicanos (Pemex), quien ha mostrado su intención de hacerlo, pero hasta el momento no ha colocado ninguna.

“Lamentablemente la Fibra E ha avanzado a paso lento. Es un instrumento atractivo, pero le tocó nacer en un mal momento y en un entorno donde los precios petróleos son un desincentivo. Este año hay mucha incertidumbre por el tema político lo que complicará mucho más el panorama”, asegura Alejandro Limón, investigador de Energía y Finanzas Públicas del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

La Fibra E (Fideicomiso de Inversión en Energía e Infraestructura, por nombre completo) fue anunciada en septiembre de 2015 dentro del marco del tercer informe de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

70 Mil millones de dólares en inversión se estimaban para 2020

Ante un débil crecimiento económico y un boquete presupuestal ocasionado por la caída del precio del petróleo el gobierno creó este instrumento financiero con la finalidad de levantar capital para proyectos de energía e infraestructura.

La apuesta principal del vehículo financiero estaba enfocada en ayudar al gobierno a compensar la reducción del gasto otorgado a Pemex y a CFE.

2015 es el año en que la Fibra E fue anunciada por el gobierno federal

Hace tres años, la firma de consultoría Ernst & Young estimó que, para 2020, estas herramientas podrían alcanzar 70 mil millones de dólares en inversión. Sin embargo, el instrumento no ha logrado despertar el interés deseado. “Cuando el gobierno la anunció nunca se imaginó que sería difícil con el paso de los años al grado de que pocos se atreverían a invertir”, agrega el investigador del CIEP.

 Sin brillo en debut

Durante su debut en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la primera Fibra E de la Comisión Federal de Electricidad recabó 16 mil 388 millones de pesos, incluyendo la opción de sobreasignación. La cifra obtenida fue menor a la anunciada a finales de enero, donde la empresa del Estado esperaba conseguir 17 mil 681 millones de pesos.

El día que fue lanzada retrocedió 0.10 por ciento al cierre del mercado.

Mediante este instrumento se emitieron Certificados Bursátiles Fiduciarios de Inversión en Energía e Infraestructura (CBFEs).

16 Mil 388 millones de pesos es el monto que recabó CFE

Los recursos que CFE obtuvo serán destinados principalmente a la modernización y expansión de la red nacional de Transmisión. “A través de este innovador instrumento financiero, la CFE estará en condiciones de cumplir con el compromiso de desarrollo establecido en el Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional (PRODESEN)”, refiere la empresa en un comunicado.

De acuerdo con el prospecto de colocación de la CFE, el PRODESEN para el periodo 2017-2031 proyecta la necesidad de una capacidad de electricidad instalada adicional de 55,840 Megawatts (MW), lo que requerirá una inversión equivalente a 96,800 millones de dólares, incluyendo capital para proyectos de transmisión al 2030.

Las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) han invertido en Fibras y con la E no fue la excepción. La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) reveló que 40 millones de trabajadores se verán beneficiados con la primera emisión de la Fibra E de CFE.

Las Afores participaron con un monto global de 9 mil 784 millones de pesos que representan el 89.6 por ciento de la colocación en México, y el 59.7 por ciento de la oferta global. Las interesadas en el instrumento fueron Azteca, Banamex, Invercap, Pensionissste, Principal, Profuturo, SURA y XXI Banorte.

“A través de esta inversión los trabajadores de México participan directamente de los beneficios de la reforma energética. Los recursos de la Fibra E estarán destinados a promover las inversiones en los sectores de generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, así como en proyectos de infraestructura en México”, detalla Consar en un comunicado.

Pemex, rezagado

Cuando el instrumento se anunció, especialistas pronosticaron que Pemex sería el primer beneficiado ya que los recursos captados le ayudarían a mantener sus planes de exploración y producción, además de modernizar sus refinerías que, en la actualidad, operan al 50 por ciento de su capacidad. No obstante, la petrolera mexicana se quedó rezagada.

Para el investigador del CIEP la Empresa Productiva del Estado se ha mantenido al margen porque la Fibra E tiene un alto régimen fiscal. Pemex debería pagar un 30 por ciento del Impuesto Sobre la Renta (ISR) por los rendimientos que generara con este instrumento.

Otro de los factores que ha opacado a la empresa es que el petróleo aún no logran recuperarse. “En un entorno donde los precios de la industria petrolera están bajos deja muy pocos incentivos a la inversión”, expone Limón.

El economista advierte que Pemex también está detenido por una cuestión presupuestal, de la cual prevé que eventualmente pueda dejar atrás.

En el largo plazo la existencia de la Fibra E dependerá de las decisiones que tome la siguiente administración y los ingresos que se destinen a las Empresas Productivas del Estado (Pemex y CFE), advierte el experto del CIEP.

Aunado a la incertidumbre política ocasionada por las elecciones del próximo 1 de julio, sobre la petrolera pesa el fantasma de los huachicoleros. “La violencia en el país ha tomado un papel relevante en la industria petrolera por los riesgos a los que queda expuesta”, dice Limón.

Pemex no será el único que sufra los estragos, la CFE también tiene sus propios desafíos. El régimen fiscal de la Fibra E es un factor que pesa sobre las finanzas de la empresa, lo que complicaría el interés de los inversionistas.

“La inseguridad, los precios del petróleo y los huachicoleros son los fantasmas que atormentan a Pemex”

- Alejandro Limón

Investigador del CIEP

Además Alejandro Limón estima que la cantidad que requiere para modernizar y expandir la red nacional de Transmisión es mucho mayor a la obtenida durante su debut en la Bolsa. “CFE se quedó por debajo de lo que necesitaba”.

NAICM busca recursos

Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, dueño del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), inició los trámites para lanzar este año un fideicomiso de inversión especializado en infraestructura en busca de recursos para la construcción de la multimillonaria nueva terminal aérea de la capital.

Credit Suisse y Citibanamex serán coordinadores de la oferta, de acuerdo con un aviso de colocación divulgado por la Bolsa Mexicana de Valores que no reveló el monto de los recursos que la firma espera recaudar, ni detalles sobre la operación.

El fideicomiso podrá hacer uso de los recursos correspondientes a la tarifa de uso de aeropuerto (TUA) tanto de la terminal existente como de la que se está construyendo para enfrentar sus compromisos financieros, según el documento.

El nuevo aeropuerto de la Ciudad de México es el mayor proyecto de infraestructura del presidente Enrique Peña Nieto, valorado en unos 13 mil millones de dólares, que podrá atender a 68 millones de pasajeros por año cuando inicie operaciones en 2020.


Notas relacionadas

Sep 18, 2018
Lectura 5 min

ECONOMÍA

10 años de la crisis de Lehman Brothers

Nayeli Meza Orozco


Sep 18, 2018 Lectura 5 min

Sep 17, 2018
Lectura 3 min

Sep 12, 2018
Lectura 3 min

Comentarios