Los gigantes del entretenimiento Disney y Fox, aceptaron las condiciones que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) les impuso para realizar su fusión en México.

De acuerdo a fuentes cercanas al caso, el pasado 15 de marzo ambas empresas presentaron al órgano un escrito en el que aceptaban las condiciones y los plazos marcados por el IFT.

Entre las condiciones impuestas por el Instituto dirigido por Gabriel Contreras destaca que Fox tendrá que deshacerse de sus canales deportivos Fox Sports en un plazo máximo de seis meses, prorrogable a seis meses más, ello debido a que con la fusión habría una concentración de 80 por ciento por parte del consorcio respecto a la audiencia y el IFT se manifestó en contra de los monopolios en el entretenimiento.

EL Instituto además dictó reglas para ambas empresas en el segmento de contenidos culturales y documentales.

El órgano estableció que Disney y Fox tendrán la obligación de mantener por separado el licenciamiento de National Geographic y Nat Geo Wild, perteneciente a Fox, así como los canales A&E, History, H2 y Lifetime que son propiedad de Disney.