¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Indigonomics
imagen principal

ECONOMÍA

Llega la Bolsa Institucional de Valores, el nuevo índice del mercado mexicano

Nayeli Meza Orozco

Aun cuando el escenario económico del país no luce alentador, BIVA comenzará operaciones en los próximos meses de este año con su propio indicador bursátil integrado por más de 50 emisoras y respaldada por la tecnología de Nasdaq


Feb 12, 2018
Lectura 7 min
portada post

Entre marzo y abril, el mercado mexicano le dará la bienvenida a un nuevo residente. Su nombre es Biva (Bolsa Institucional de Valores) y cuenta con todas las credenciales para poner fin a la dinastía de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que, durante más de cuatro décadas, ha sido la única competidora bursátil en el país. “Vamos avanzando muy bien, ya estamos a la vuelta de la esquina para comenzar a operar. Estamos muy emocionados”, comparte en entrevista Fernando Pérez, director ejecutivo de Biva.

Como requisito indispensable para que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) les de el visto bueno para arrancar operaciones, es necesario realizar pruebas de manera previa. Al respecto, el Ingeniero Industrial explica que, desde hace aproximadamente cuatro semanas, se han realizado verificaciones con el nuevo sistema de Contraparte Central de Valores (CCV) y con Indeval, ambas subsidiarias del Grupo Bolsa Mexicana de Valores.

El pasado viernes 9 de febrero, 15 casas de bolsa quedaron conectadas en el primer tramo de la red bursátil que es administrada por la empresa estadounidense AT&T. A partir de este lunes 12 de febrero, Biva iniciará la fase de prueba individual de cada una de las conexiones. “Una vez que ya tengamos todas estas conexiones, ya no de Biva hacia adentro, sino de Biva hacia afuera, estaremos listos para que la CNBV realice su visita de inspección y nos pueda dar la autorización para iniciar operaciones entre marzo y abril”, adelanta el ejecutivo.

5 Años ha esperado Biva para poder iniciar operaciones

Aunque en México el tema de una segunda bolsa algo nuevo, en el mundo no lo es. En Estados Unidos existen más de 10; Canadá tiene cinco, en España e Inglaterra hay cuatro, mientras que Francia e Italia cuentan con dos cada uno. Cipactli Jiménez, inversionista privado, afirma que con dos bolsas en México se fomentaría la competencia y se mejoraría la oferta para más empresas. “Por ahora sólo contamos con la BMV, pero la llegada de Biva hará más atractivo al mercado, al reducir costos y ampliar las opciones”, precisa.

Asimismo, califica la llegada del nuevo proyecto bursátil como un “suceso histórico”, pues era algo que “tarde o temprano tenía que suceder; en el resto del mundo existen otras bolsas, pero en México sólo tenemos una, situación difícil de imaginar, ya que es un mercado muy grande”, agrega el inversionista

Una bolsa para todos

En febrero de 2013, Central de Corretajes (Cencor) presentó a las autoridades financieras mexicanas el proyecto de crear una nueva bolsa de valores. Desde entonces, la empresa fundada en 1988 ha trabajado de manera conjunta con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el Banco de México (Banxico) y la CNBV en su desarrollo. El 29 de octubre de 2015, la empresa encabezada por Santiago Urquiza presentó la solicitud de concesión para organizar y operar la Bolsa Institucional de Valores y en agosto de 2017, Biva recibió la concesión por parte de Hacienda para poder operar como la segunda bolsa de valores en México, a cuatro años de haber iniciado con el proyecto.

Aunque en un inicio la noticia dividió opiniones entre el público inversionista, analistas, casas de bolsa y, hasta en la misma BMV, hoy, Fernando Pérez reconoce que eso ha quedado en el pasado. “En un inicio no fue fácil, como todo, pues nunca es sencillo darle la bienvenida a un nuevo competidor”, expresa y, agrega que, Biva está en “muy buenos términos” con la Bolsa Mexicana de Valores. Esto se logró gracias a que los representantes de ambas entidades se sentaron a negociar “con buena voluntad” y a analizar los puntos a favor del nuevo proyecto.

El director ejecutivo de Biva manifiesta que cada semana sostienen reuniones para revisar los avances de cada lado. “Hemos trabajado muy bien y, al final, eso es lo único que importa para desarrollar y hacer crecer el mercado de valores mexicano de forma conjunta”, reconoce.

La Bolsa Institucional de Valores ya cuenta con su propio indicador bursátil, el FTSE-BIVA, el cual está integrado por 57 emisoras, entre ellas los fideicomisos de inversión y bienes raíces (Fibras). El índice insignia será similar al Índice de Precios y Cotizaciones (S&P/BMV IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores, que calcula y distribuye S&P Dow Jones Indices.

A pesar de que Biva también contempla la operación de empresas de menor tamaño que han quedado fuera del radar de la BMV, el directivo adelanta que le abrirán las puertas a cualquier emisor que tenga suficiente grado de madurez a nivel de gobierno corporativo y en generación de información financiera para llegar al público, sin importar el sector en el que se desarrollen.

BIVA lanzará de manera oficial su índice FTSE-BIVA el martes 13 de febrero, el cual está conformado por 57 emisoras.

“Hoy, el mercado de valores mexicano es demasiado pequeño y esa es precisamente una de las grandes áreas de oportunidad que nosotros vemos”, dice Pérez. Asimismo recalca que, en la medida en que el mercado crezca y se vayan incluyendo diversas industrias, Biva pensará en segmentarlas, pero, por ahora, “le damos la bienvenida a cualquiera que cumpla con estos requisitos mínimos e indispensables que cada vez son menos, tanto a nivel regulatorio como en el propio trabajo que tienen que hacer al interior de las empresas para llegar al mercado”.

Sin miedo a 2018

Diversos analistas coinciden en que 2018 es, sin duda, un año complejo, en especial en términos políticos y económicos. La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), las tensiones en la relación bilateral con Estados Unidos y, de manera local, la reciente decisión del Banco de México en elevar su tasa de referencia y las elecciones del 1 de julio son algunos de los factores que han hecho que los mercados reaccionen de manera poco favorable.

Cipactli Jiménez opina que Biva se está convirtiendo en “punta de lanza para lo que necesita el país”, e independientemente de la turbulencia, este año es el momento indicado para que una segunda bolsa inicie operaciones. “Si nos ponemos a pensar cuál es el momento adecuado para que salga al mercado en condiciones estables, la respuesta sería nunca, por eso creo que el mejor siempre será hoy”.

De cara a este escenario, Fernando Pérez reconoce que será un año complejo, pues “se experimentará mucha volatilidad”, sin embargo, advierte “los fundamentales del país están sólidos. Las finanzas macroeconómicas están saludables y la autonomía de Banxico ha demostrado ser un gran catalizador ante todos estos vaivenes que ha habido en la economía”.

El director ejecutivo se muestra optimista al sostener que gracias al conjunto de esos elementos, Biva puede hacerle frente a los retos que le esperan y reconoce que “hasta cierto punto la volatilidad no es una mala noticia para los mercados”.


Notas relacionadas

Sep 25, 2018
Lectura 3 min

ECONOMÍA

Inflación impulsa venta ilegal de medicamentos

Nayeli Meza Orozco


Sep 25, 2018 Lectura 3 min

Sep 18, 2018
Lectura 5 min

ECONOMÍA

10 años de la crisis de Lehman Brothers

Nayeli Meza Orozco


Sep 18, 2018 Lectura 5 min

Comentarios