Hoy en día, existen miles de videos en internet de gente accidentándose de maneras aparatosas por jugar videojuegos. La causa más común en los últimos años es debido a los visores de realidad virtual. No obstante, antes de la llegada de esta tecnología, otro aparato era de cuidado y el actor Zachary Levi lo sabe. Levi contó cómo una sesión de videojuegos terminó en una sala de urgencias. ¿La culpable? La Nintendo Wii.

En el 2006 Nintendo revolucionó (una vez más) la forma de jugar videojuegos con la Nintendo Wii. Las novedosas funciones de sensores de movimiento en los controles de la consola la volvieron una de las más exitosas de todos los tiempos. Sin embargo estas nuevas mecánicas resultaron ser peligrosas para los jugadores  pues había el riesgo de lastimarse con objetos alrededor. Por esta razón siempre era recomendable despejar el área de juego de muebles o decoraciones.

Zachary Levi, como muchas personalidades famosas, es un entusiasta de los videojuegos. Cuando la Nintendo Wii salió al mercado, el protagonista de Shazam! Fury of the Gods rápidamente compró una consola. Durante una sesión de juego a las dos de la mañana, el actor se encontraba jugando tenis en el Wii Sports. De repente, Levi alzó demasiado la mano mientras jugaba y rompió una figura de cristal. El resultado: una visita a urgencias médicas y 14 puntadas.