En una tierra lejana, el joven Vesemir abandona la hacienda en donde vive como sirviente para unirse al gremio de los Brujos, una casta que es entrenada y modificada físicamente para convertirse en peligrosos cazadores de monstruos. Muchos años más tarde, el ahora brujo trabaja para librar pueblos y ciudades de las criaturas de la noche, claro, a cambio de dinero. Cuando una extraña serie de monstruos comienza a diezmar a los humanos que atraviesan un bosque cercano, Vesemir se ve en la necesidad de investigar los ataques para encontrar al verdadero culpable, teniendo que aliarse con la nobleza local que, al igual que la propia población, teme y odia a los de su especie.

The Witcher: La Pesadilla del Lobo es la segunda producción de Netflix basada en las novelas polacas sobre los brujos cazadores de monstruos. Esta franquicia saltó a la fama cuando el tercer videojuego basado en sus relatos se volvió un éxito a nivel mundial a finales del 2015, y en el 2018 vio llegar su primera gran producción en una serie estrenada en el servicio de streaming. Esta película, a diferencia de la serie, es una cinta animada que se basa en los primeros relatos y a diferencia de las demás creaciones, sirve de mucho para ubicarnos acerca de cómo es la vida de los brujos y el mundo en el cual se encuentran.

Te puede interesar: Monster Hunter: Leyendas del Gremio

Violenta, sangrienta y a momentos, bastante cruel, el filme sobresale por su trabajo en la banda sonora, el doblaje (en inglés) y la animación, el apartado técnico lo coloca como una de las mejores creaciones que ha desarrollado Netflix hasta la fecha. Por el lado de la historia y sus personajes, hay que señalar que la película se toma bastantes libertades creativas que no serán del gusto de los fanáticos y puristas, pero para quienes conocen esta historia por el juego de video o son un público casual, la cinta no sólo resulta interesante, sino a momentos cautivadora.

Obvio no puedo negar que hay uno que otro agujero en la trama y algunas incoherencias narrativas, pero el resultado final de The Witcher: La Pesadilla del Lobo es el de una apasionante producción que vale mucho la pena.