Halo Infinite le sigue lloviendo sobre mojado. Después de incontables retrasos, limitado contenido en el juego y cancelaciones sorpresivas, lo más reciente fue la salida de Bonnie Ross de 343 Industries. Según el comunicado oficial, la veterana de l industria con 27 años en las filas de Microsoft dejó su puesto por ”cuestiones médicas familiares”. Sin embargo nuevos rumores apuntan a otra causa.

Según las fuentes del periodista Brad Sams, la jefa del estudio detrás de Halo Infinite salió del proyecto precisamente por el estado actual del juego. Sams compartió esta información a través de su podcast en YouTube. De acuerdo con el periodista, la tercera temporada de contenido para Halo Infinite fue la gota que derramó el vaso. El retraso de la temporada, por ejemplo, fue uno de muchísimos puntos que no han logrado cumplir con las expectativas y Microsoft ya tuvo suficiente.

Si la información es cierto, finalmente se están haciendo los cambios internos pertinentes para redirigar a Halo Infinite. La cuestión ahora es si no fue ya demasiado tarde. Las declaraciones de Sams tienen sentido pues poco después de la salida de Bonnie Ross, se anunció que su puesto sería dividido en tres vacantes diferentes. De hecho estas tres nuevas posiciones ya quedaron ocupadas.