Con su tercera entrega en menos de un año llega Voice of Cards: The Beasts of Burden. A pesar de prácticamente no descansar entre lanzamientos, esta franquicia desarrollada por Yoko Taro ha tenido opiniones mayormente positivas ¿Logrará repetir una tercera ocasión?

SI NO ESTÁ ROTO…

El género de tabletop role-playing no es muy popular dentro del mundo del gaming, por lo mismo, el terreno ya está dominado por títulos que tienen a su nicho creado y el formato bien dominado. Por otro lado, está Yoko Taro, un creador de videojuegos también de nicho pero con una base de fanáticos muy aguerrida, donde él es famoso por escribir historias atrapantes y quizá un poco complicadas. Este título no es la excepción, con una voz que te sigue a todos lados y narra a detalle tus movimiento y decisiones que tomas, será cómo vivirás esta historia.

En esta tercera entrega de Voice of Cards tomaremos el control de una aldeana del mundo subterráneo, reconocida en su pueblo y con aspiraciones de salir y conocer el mundo externo; mismos sueños que se ven lejanos debido a la presencia de bestias en el exterior, pero una noche algo pasará que hará que nuestro personaje salga a enfrentarse con las amenazas y todo esto al lado de un misterioso joven. Así arranca este juego, con una narradora que te hace sentir en una campaña real de juego de rol, el trabajo de voz es increíble y sumado a la interesante historia que poco a poco se va revelando, son los principales factores para mantenernos jugando. 

En cuánto a gameplay, el juego no innova mucho respecto a sus antecesores. Nuestro personaje será representado con una pieza que se desplazará sobre cartas boca abajo, una vez pasemos sobre esas cartas, estás se irán volteando para mostrar entradas o caminos distintos. 

CAMINA, PELEA, HABLA… REPITE

A lo largo de nuestra aventura tendremos muchos combates aleatorios, que se activarán cada cierto número de movimientos que hagamos. En estas peleas no estaremos solos, ya que como buen juego de rol japonés, iremos creando un grupo al cuál se le sumarán distintos personajes con sus propios motivos y personalidades. 

El combate es por turnos y a mi parecer ya se siente algo viejo, con muy poco o nada qué ofrecer, los enfrentamientos no son nada diferente a lo antes visto en otros juegos del género. Ataques básicos y fuertes, uso de pociones y habilidades especiales en combates que una vez acaben, nos darán puntos de experiencia y objetos que usaremos más adelante o que ayudarán a mejorar nuestras habilidades. 

Quizá lo único medianamente interesante (pero que sigue sin ser innovador), es que durante combates podremos llamar bestias previamente derrotadas muy al estilo de Pokémon. 

Para ser honestos, lo único que me hizo seguir jugando este título fue la historia, que si bien no es nada que se salga del estándar de los JRPG, es muy atractiva debido a sus mil y un dramas y enredos de adolescente que debe salvar su mundo. 

CALIFICACIÓN: 7.0

Voice of Cards: The Beasts of the Burden, es un juego para los fans de la franquicia y con poco interés de atraer a nuevos jugadores ¿Eso está mal? Definitivamente no, pero al tratarse de un nicho tan reducido yo no lo recomendaría a personas que sean principiantes en el género. Las personas familiarizadas con esta saga estarán complacidos al seguir teniendo su dosis de historias desarrolladas por Yoko Taro. Si eres un jugador poco versado en los juegos de este tipo pero con cierto interés, te recomendaría buscar otro título de entrada.

Voice of Cards: The Beasts of the Burden es un título desarrollado y distribuido por Square Enix para PlayStation 4, PlayStation 5, NIntendo Switch y PC. Para esta reseña se jugó la versión para PlayStation 4, la cual fue proporcionada por Sqaure Enix.