Dentro de los videojuegos de terror, existe un nicho que ha sido abandonado en los últimos años: Los juegos de terror de ciencia ficción. Definitivamente el primer videojuego que se le viene a la mente a las personas seguramente es la franquicia de Dead Space, y justo por eso es que The Callisto Protocol llamó la atención desde que fue anunciado. Glen Schoefield estuvo encargado de dirigir Dead Space y después de muchos años de un vació dentro del género, éste se encuentra de regreso para traernos este título y vaya que valió la pena la espera.

¿Sucesor Espiritual de Dead Space?

La primera pregunta que seguro tendrán las personas sobre The Callisto Protocol es; ¿qué tan similar es a Dead Space? La respuesta a esto es bastante simple: Si bien se siente el esqueleto del viejo título dentro de los cimientos de este juego, definitivamente se hizo suficiente para diferenciar al título de lo que se hizo antes. Ambos títulos son de terror de ciencia ficción y los monstruos son extremadamente grotescos y perturbadores, pero la realidad es que ambos juegos se sienten muy diferentes cuando ya te enfocas en la jugabilidad y elementos de la historia.

Al principio del título, la premisa comienza de una manera relativamente básica. Después de una situación complicada, Jacob (nuestro protagonista) se encuentra entrando a una prisión pese a ser el piloto de una nave de carga que fue atacada por otras personas. Para la suerte de Jacob, después de que llegó, prácticamente surgió una infección misteriosa que está matando a todos dentro de la prisión. El objetivo de Jacob junto con otros prisioneros es salir del lugar por medio de una nave. Al principio no sabrás prácticamente nada y el juego se va guardando diferentes detalles para mantener cierto grado de misterio a lo largo de tu aventura. Poco a poco irás desbloqueando diversos audios que te darán mucho más contexto de lo que está sucediendo aquí. Por otra parte las conversaciones y/o cinemáticas tendrán pequeños detalles que te irán dando información de poco a poco y esto generará suficiente intriga en ti para superar tu miedo y continuar jugando.

Visuales terroríficamente geniales

Lo primero que vas a notar a la hora de jugar The Callisto Protocol, es la calidad de los visuales y los modelos. Todo esto, junto con la buena iluminación son una combinación que le da bastante realismo al título.  Tanto los personajes, los escenarios y obviamente los monstruos te darán un espectáculo visual que es un deleite ver. Lo único que rompe con esto es el rendimiento ya que el juego sufre bajones de FPS cuando hay demasiados efectos de iluminación (fuego, luces, efectos de partícula) o cuando hay demasiados monstruos en un sólo lugar. Pero esto suele ser un problema menor, ya que la mayoría del tiempo el juego mantiene su alto estándar de calidad visual y rendimiento. Por otra parte, el título se puede sentir demasiado oscuro en algunos momentos, pero esto es una minoría en tu aventura. Mi único tema con lo visual es que hay ciertos lugares que se parecen demasiado y esto puede hacer que te pierdas en diversas ocasiones.

Al principio, el combate suena interesante, pero su ejecución no es la mejor que digamos. El combate consiste primordialmente de aprender a esquivar hacia la derecha o izquierda dependiendo de dónde viene el ataque y contraatacar con una serie de combos con tu bastón y armas de fuego. Generalmente el juego busca que evites combate directo lo más que puedas (aprovechando el lugar entre otras cosas), pero a veces entre el sigilo que no funciona tan bien y la cantidad limitada de balas que tienes (en especial en dificultades más altas) es algo que muchas veces no podrás evitar y al no ser tan sencillo, seguramente recibirás bastante daño cuando lo hagas. Otra crítica con el combate es que contra ciertos enemigos, lo más efectivo es picar el mismo botón muchas veces con la esperanza de matarlo e incluso hay otros en específico que el juego te hace matarlos picando un botón muchas veces.

Si bien la dificultad va a crear tensión y no querrás enfrentarte a los monstruos, después de pelear con demasiados del mismo tipo te puedes ir cansando de ellos. Aunque al principio la variedad es nula, poco a poco te van introduciendo a nuevos infectados que son más terroríficos que los anteriores.

Simplicidad en resolver rompecabezas

Los rompecabezas dentro del título son relativamente simples, ya que consisten de: activar algunas palancas, mover de lugar baterías para activar diferentes cosas, etc. Si bien no es lo más complejo de la industria, a mi parecer es una buena decisión mantenerlo simple ya que si en un juego de terror los rompecabezas son demasiado complejos, la frustración va a matar a cualquier miedo que pudieras tener.

Algo que hace que The Callisto Protocol sea sobresaliente es el nivel de su ambientación. Desde el principio  hasta el fin, la ambientación es extremadamente sólida. La combinación de Iluminación, sonidos y las vibraciones en los controles crean un sentido de tensión y terror que muy pocos juegos logran hacer de manera tan brillante. El juego te va a crear una sensación de que no estás seguro en ningún momento y sentirás mucha tensión a la hora de abrir cada nueva puerta o visitar un nuevo lugar. Esto combinado con el ambiente claustrofóbico de la prisión y los laboratorios es una combinación ganadora.

Para sacarle el máximo a la experiencia se recomienda jugarla en la oscuridad y con un buen volumen ya que todos los elementos crearán una sensación genial. Si bien el juego peca de excederse un poco en los jumpscares, a mi parecer la experiencia es suficientemente intensa para los fanáticos del terror.

Calificación: 9.0

The Callisto Protocol es un juego que cumple con todos los puntos necesarios para ser un juego de terror de ciencia ficción memorable. Si bien su combate no es el mejor de la industria, todo esto puede ser ignorado por los excelentes visuales y la ambientación extremadamente sólida.

The Callisto Protocol es un juego desarrollado por Striking Dance Studios y distribuido por Krafton, y está disponible en PlayStation 5, PlayStation 4, Xbox One, Xbox Series X / S Y PC. La versión que se uso para esta reseña fue la de Xbox Series X, la cuál fue proporcionada por el distribuidor.