A pesar de ser un título al estilo Dark Souls, lo primero que me llamó la atención son los visuales que parecen sacados de un cuento de hadas, ya que son muy distintos a lo que generalmente esperaríamos de un juego de este tipo. Para empezar, estamos en un mundo medieval en el cuál hay una guerra entre un reino de ratas y uno de ranas, por lo que de primera impresión te darás cuenta de la creatividad que existe dentro de éste mundo. Uno de los aspectos que vale la pena reconocer es que el arte de todos los personajes es simple pero genial a la vez, y las ubicaciones a pesar de tener cosas que esperarías en un juego medieval , tienen su propio encanto.

ROEDORES DE ACCIÓN

Tu protagonista es el príncipe de las ratas, quien debe derrotar a las ranas para recuperar todo lo que ha perdido después de que un ataque sorpresa mató a su padre y destruyó prácticamente todo el reino. A lo largo de tu aventura, recorrerás diferentes lugares, derrotando a todas las ranas para eventualmente reconstruir tu reino.

La historia es narrada por Doug Cockle mejor conocido como Geralt en la saga de The Witcher, que hace un buen trabajo explicando todo lo que está sucediendo a lo largo de tu aventura, pero lamentablemente es el único personaje con voz, ya que todos los demás se comunican con sonidos de flautas que en mi opinión son molestos, además de usar burbujas con imágenes para explicarte las diferentes tareas que debes hacer. Fuera de los sonidos molestos , la banda sonora y los demás efectos de sonido son muy sólidos

SIMPLE EN TODOS LOS SENTIDOS

Para bien o para mal, Tales of Iron nos trae una presentación simple en lo que se trata de combate y plataforma. El combate  lo hace un RPG accesible, pero lamentablemente fuera de los jefes, los enemigos se pueden volver un poco repetitivos ya que no hay mucha variedad. Todos los enemigos tienen ciertas señales de atacar; rojo significa esquivar, amarillo significa usar tu escudo para hacer un parry y el resto de los ataques simplemente usar un escudo. El combate hace un trabajo decente pero después de jugar un rato si se puede volver algo tedioso, y a pesar de tener una variedad de armas buena, al final no ayudan mucho dentro de éste aspecto.

En cuestión de otros elementos de RPG, éstos son simples y te los explican bastante bien desde un principio, por lo cuál es un buen nivel de entrada para aquellos que no están muy adentrados en éste estilo de juegos pero hasta en las misiones secundarias, que consisten en ir a cierto lugar, matar algunos enemigos ahí y repetir el ciclo. Curiosamente en éste juego, esas misiones se sienten como primarias ya que necesitas mucho oro para progresar en la historia y estás te dan esa recompensa.

Calificación: 7.5

Lamentablemente esta falta de variedad puede considerarse un poco tediosa a la larga, y esto afecta al juego ya que el concepto y la presentación son muy interesantes pero es un juego estilo Dark Souls, bueno para aquellos que están interesados en adentrarse dentro de éste género.

Tails of Iron es un título desarrollado por Odd Bug Studio y distribuido por C.I. Games para PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox ONE, Xbox Series X/S, Nintendo Switch y PC. Para esta reseña se probó la versión para Xbox Series X, la cual fue proporcionada por los distribuidores del juego.