Como lo mencionamos en nuestra reseña de Tails of Iron, el juego era encantador visualmente con combate interesante pero solo con los jefes, ya que los enemigos normales podían ser demasiado repetitivos, razón por la cual tenía potencial pero no lo alcanzaba. Éste DLC gratuito lleva consigo lo mejor del gameplay, además agrega nuevas cosas que mejoran la experiencia no sólo del DLC, si no del juego en general.

Muchos Duelos

Para empezar, el DLC lo que trae principalmente son más jefes por medio de una arena de combate , la cuál se realizan duelos contra Redgi (el protagonista del juego). El objetivo de éstos duelos es solidificar la posición de Redgi como Rey, y vaya como le complican las cosas para ello. Los jefes son dinámicos, y te harán utilizar tus habilidades al máximo para poderlos derrotar. Esto sólito, resuelve mi mayor problema con el juego base, que era la variedad de combate ya que aquí es todo lo contrario. Cada uno de los jefes se sienten muy diferentes y traen diferentes cosas a la mesa para crear un reto divertido.

Sí bien el juego base cuenta con una historia decente, Bloody Whiskers expande un poco más la historia con nuevos detalles sobre este curioso mundo. La historia aquí tampoco es nada espectacular, pero aquellos que pasaron la historia base, lo van a poder apreciar. Por otra parte, hay algunos misterios revelados que podrían indicar que el papá de Redgi no era tan bueno como pensábamos (¿DLC o secuela en el futuro?).

Mayor accesibilidad y complejidad

Además de brindarnos los mejores combates que el juego ha visto, un cambio que es muy bienvenido es la inclusión de dos nuevas dificultades que hacen tanto al DLC y al juego base más fácil o difícil. Por una parte tienes la dificultad “Fairytale” que hace el juego mucho más fácil y accesible para más personas, y por otro lado tienes la dificultad “Bloody Whiskers” que resuelve uno de los mayores problemas con el juego base ya que cada encuentro se vuelve letal y tendrás que jugar con mucho cuidado.

Tanto ayudan las dificultades, que me motivo a volver a pasar el juego en la dificultad “Bloody Whiskers” y puedo decir que tienes que estar preparado para un reto, ya que ésta dificultad te va a castigar, pero vale mucho la pena.

Calificación: 8

Tails of Iron: Bloody Whiskers es un DLC gratuito, lo cuál es muy bienvenido, sobre todo en una época donde te tratan de cobrar por todo. Ésta es una expansión que mejora la experiencia completa del juego en general. Si te gusto Tails of Iron, este contenido adicional vale muchísimo la pena jugar e incluso, volver a probar la historia principal con las nuevas dificultades. Eso sí, es recomendable jugar el DLC una vez que hayas pasado la historia del juego base.

Tails of Iron: Bloody Whiskers es una expansión para Tales of Iron un título desarrollado por Odd Bug Studio y distribuido por C.I. Games para PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox ONE, Xbox Series X/S, Nintendo Switch y PC. Para esta reseña se probó la versión para Xbox Series X, la cual fue proporcionada por los distribuidores del juego.