Hace más de una década, Star Wars: The Force Unleashed se estrenó como un evento importante en el universo de la Guerra de las Galaxias. La historia del aprendiz secreto de Darth Vader y su relación con el origen de la Rebelión sería una que formaría parte del canon cinematográfico de manera oficial. A través de cómics, libros, juguetes y más de cinco versiones diferentes de un mismo videojuego, esta idea prometía muchísimo. Hoy, tras haber sido borrada del canon junto con el resto de la historias que no pertenecen a los estudios Disney, el juego se mantiene como un buen recuerdo y nada más.

RECLUTANDO NIÑOS

Si hay algo que no podemos negar es lo impresionante que es el primer nivel de este título. Controlando a Darth Vader, te abres paso por una villa wookie en el planeta Kashyyyk en busca de un maestro Jedi. Este escenario sirve de tutorial para sentar las bases para un juego de acción donde tendrás el control de la fuerza a tu disposición, mientras barres por igual con ejércitos aliados, imperiales y extraterrestres.

En este escenario es donde Vader encuentra un niño a quien decide tomar bajo su ala para criarlo en secreto, y entrenarlo como su aprendiz para tomar el control del Imperio Galáctico. Este muchacho, conocido informalmente como Srtarkiller, crece y empieza a cumplir misiones especiales a nombre de su maestro, las cuales incluyen la cacería de los últimos caballeros Jedi que hay en la galaxia. Desafortunadamente para el aprendiz y el maestro es que éste viaje revelará la verdad sobre el pasado del joven, la cual afectará profundamente su futuro.

FUERZA DEL JOYCON

Este título no es más que una versión Star Wars del juego clásico de acción en donde vas sólo contra hordas interminables de enemigos. Lo que lo caracterizó en su momento fue el uso de la Fuerza, lo que te permitía mover o destruir a distancia todo lo que encontrarás a tu paso, un detalle para el que fue desarrollado todo un nuevo motor gráfico y en su momento se volvió una parte divertida de la dinámica de juego. A esto se suman tus habilidades con el sable de luz y otros poderes, como lanzar rayos eléctricos, los cuales vas adquiriendo conforme obtienes puntos de habilidad.

Como ésta versión del juego es la que se utilizó originalmente para el Nintendo Wii / PlayStation 2, algunas acciones de tu personaje están relacionadas directamente a la movilidad de los joycon, lo cual en su momento fue un detalle interesante pero ahora se sienten como una innecesaria curiosidad menor. Ah claro, y como este título se desarrolló hace más de 10 años, los QuickTime Events son parte básica de las peleas contra los jefes y algunas criaturas gigantes, como los AT-ST y los Rancor.

Finalmente, en el juego deberás encontrar los holocron, cubos de energía con los cuales desbloqueas contenido adicional y también, cristales para tu sable de luz, los cuales no sólo le cambian el color, sino que “supuestamente” modifican su poder.

HACE MUCHO TIEMPO…

En su momento, Star Wars: The Force Unleashed resultó ser un juego interesante y algo innovador, logrando llamar la atención por sus personajes y la forma en cómo influyó (teóricamente) en la historia de la trilogía original de la Guerra de las Galaxias. Hoy, a más de 10 años de distancia, la edad del juego se hace evidente en las animaciones de los personajes, su diseño y hasta en los gráficos, los cuales a pesar de ser sutilmente escalados para esta versión, se sienten viejos y acartonados.

Obviamente el diseño de audio y la banda sonora del juego son buenísimos, pero porque prácticamente todo juego de Star Wars se caracteriza por eso, pero hasta la dinámica de juego se siente vieja y repetitiva.

Como casi todo en el viejo canon de la Guerra de las Galaxias, este título no es más que un buen recuerdo y como tal, debe quedarse en la memoria. Esta versión, que no es más que un port sin contar con mejoras verdaderamente considerables (que incluye un modo de duelos para dos jugadores), quizá llame la atención por ser parte de la franquicia pero, la verdad, no es más que una curiosidad menor para fanáticos y nada más.

Calificación: 6.0

Ha pasado más de una década desde que se publicó Star Wars: The Force Unleashed, y esta versión lo hace evidente. El motor gráfico y la dinámica de juego que hace años se sintieron impresionantes, ahora se sienten genéricos y rutinarios. Este es un título que resulta levemente entretenido y quizá resulta interesante para los fanáticos de Star Wars como una curiosidad menor. Aun así, no entiendo porque los desarrolladores decidieron usar la versión de Wii / PS2 de este título para llevarlo al Switch.

Star Wars: The Force Unleashed es un título desarrollado por LucasArts / Aspyr Media y distribuido por Aspyr Media para Nintendo Switch. La versión que se jugó para esta reseña fue proporcionada por el distribuidor.