Shadow Tactics: Blades of the Shogun – Aiko’s Choice es una expansión por separado del aclamado juego del 2016 Shadow Tactics: Blades of the Shogun. En este título tomamos el control de un escuadrón de asesinos sigilosos en el periodo Edo de Japón. Esta corta pero difícil expansión viene seis años después de su primer lanzamiento para recordarnos por qué se coronó como uno de los mejores juegos de estrategia que han salido en la última década.

PASEN CONTEXTO

Si bien los juegos tácticos son para un sector muy pequeño de gamers, este título no hace mucho por llamar a nuevos jugadores o hacer que los interesados se integren fácilmente a la historia o el gameplay. Al inicio, al jugador se le arrojarán un par de cinemas introductorios que intentan resumir los hechos del juego base. Después de esta secuencia con arte bonito, pero textos poco claros para los recién introducidos a esta franquicia, el juego nos avienta directamente a la acción. Esto último sonaría como algo bueno, de no ser porque los tutoriales son muy laxos y poco explicativos para los nuevos jugadores.

El título da por hecho que ya todo mundo conoce las mecánicas de gameplay debido a que la mayoría fueron heredadas del juego base. Esto provoca que la curva de aprendizaje se dificulte, haciendo que la mayoría de cosas las aprendamos por ensayo y error. Para contrarrestar un poco esta situación, el juego cuenta con un guardado rápido que se puede utilizar en todo momento ayudando al jugador a volver de inmediato al momento previo a cometer un error.

Esta función hace que la dificultad del juego se vea devaluada, ya que la función de guardado rápido se puede usar en cualquier punto y sin límite alguno. Cosa que le resta aprecio a su diseño de niveles bien pensado y su dificultad elevada. Pienso que tutoriales bien explicados en lugar de esta función que se ve algo perezosa por parte de los desarrolladores, habrían ayudado a hacer el juego más retador y obligar al jugador a tomar mejores decisiones.

 

CAMINANDO EN UNA PINTURA

Shadow Tactics tiene un estilo gráfico muy llamativo. Todos los escenarios y paisajes del juego se sienten como una acuarela pintada a mano y altamente detallada. Todo esto suena maravilloso hasta que lo conjugamos con el gameplay. Debido al estilo de sus gráficas y limitado manejo de cámara, el juego es poco claro con sus límites del mapa. En más de una ocasión moví a algún personaje a un punto solo para darme cuenta que no podía acceder, y hacerlo regresar a su posición anterior me costó tiempo y esfuerzo, algo muy frustrante.

Las mecánicas heredadas del juego base, Shadow Tactics: Blades of the Shogun, son sazonadas con un “Shadow Mode”, una mecánica sumamente útil. Con esta función puedes encadenar una serie de acciones para que tus personajes ejecuten simultáneamente y puedas abrirte paso en los niveles. El único detalle con esta opción es que sólo puedes hacer una función por personaje. Si bien es una mecánica muy útil, solo la usarás en momentos muy específicos.

Calificación: 8.0

 Shadow Tactics: Blades of the Shogun – Aiko’s Choice, es un juego que pareciera no estar interesado en llamar a nuevos jugadores. Quién jugó su primera entrega en 2016 y la haya disfrutado, encontrará más de eso y ligeramente mejorado. Por otro lado, si no conocías el título pero algo escrito en esta reseña te llamó la atención, recomendaría que lo jugaras tomando en cuenta que al inicio tomará un poco de trabajo adaptarse.

Shadow Tactics: Blades of the Shogun – Aiko’s Choice es un juego desarrollado por Mimimi Games y distribuido por Daedalic Entertainment para PC. El juego revisado en esta reseña fue proporcionado por su distribuidor.