2022 ha sido el año de Square Enix y los fan de los RPGs, lanzando nuevos títulos pero también dándole una nueva vida a joyas pasadas para que nuevas generaciones puedan probarlas o nostálgicos revivan el sentimientos. En esta ocasión tocó revisar Tactics Ogre Reborn, ¿es tan bueno cómo los fans del género lo recordaban?

NUEVA CONSOLA, MISMO JUEGO

La historia de este título se remonta a hace 27 años, cuando el original Ogre Tactics fue lanzado para el Super Nintendo. Más tarde este título fue porteado a distintos sistemas, siendo el de PSP el más popular y por el que muchos de nosotros lo recordamos. La reedición que me tocó analizar para Nintendo Switch no dista mucho de lo originalmente jugado años atrás. Sí, la calidad gráfica es superior, pero en esencia y principalmente en gameplay el juego sigue siendo muy similar al original y eso para nada es queja… O tal vez sí. 

Considero que si se le está dando un trabajo de remasterización al juego, un par de agregados como contenido extra o una especie de “Director’s Cut” no le vendría mal; entiendo que el juego es legendario y que destaca por sí solo desde el primer momento en que fue lanzado, pero un agregado extra no le hubiera caído mal. Por otro lado, el juego cuenta con una traducción al español, misma que no solo está hecha de maravilla y captura a la perfección la historia de Ogre Tactics.

POLITIQUERÍA Y CHISMECITO

Este título nos pone en los zapatos de Denam, un personaje que piensa firmemente en que lucha por una causa justa, pero conforme avanza la historia, se va dando cuenta que en la guerra no existe un concepto muy claro de justicia y que las personas y causas tienen sus claroscuros. 

El desarrollo de la historia es lineal y se divide en capítulos donde tendremos que vivir intensas batallas por turnos. Durante estas peleas la narrativa hace magia con diálogos a medio enfrentamiento y giros inesperados al final, en los que dependiendo de nuestras decisiones la narrativa cambie y seamos traicionados por nuestros aliados o incluso el enemigo termine escapando.

GAMEPLAY EXIGENTE PERO SATISFACTORIO

Ogre Tactics no es un juego sencillo y nada misericordioso; una barrera un poco determinante para nuevos jugadores, pero tampoco es injusto. De hecho las victorias se sienten muy satisfactorias una vez logras entender y adaptarse a sus complejos menús, que incluso el juego te arroja desde antes de que comience el encuentro. En particular, antes de ir a las peleas es importante y altamente decisivo encontrar la formación y equipamiento ideal para tus personajes, uno no puede entrar a una batalla así nomás o con una configuración que resulte óptima para todas las batallas.

Por otro lado y algo que creo que sí se pudo haber arreglado sin mayor problema es la cámara, que en ocasiones cuando hay muchos personajes en pantalla juntos, las perspectivas fallan y como jugador no queda muy claro hacia dónde podemos movernos.

También la Inteligencia Artificial de los personajes aliados puede llegar a sentirse algo torpe y en ocasiones de muy poca ayuda; nada que rompa la experiencia, pero yo sí recomendaría no tenerlos en cuenta como factores de apoyo tan grandes. De ahí en fuera, hay una mejora de calidad de vida bastante agradable para jugadores indecisos como yo y es que el juego te avisa cuándo se avecina un momento coyuntural para que el jugador pueda guardar la partida antes del momento importante.

Calificación: 7.0

Sin duda, esta es la mejor versión para jugar de Ogre Tactics Reborn. El juego no sólo se ve mejor, los leves cambios en las batallas y mejoras de calidad de vida hacen de esta edición algo muy cómodo. Si ya has jugado la versión del PSP del 2010, te encontrarás con muy pocas diferencias que francamente no estoy seguro de si valen el precio actual. Por otro lado, si eres fan de los juegos tácticos y quieres jugar una pieza icónica del género, este juego podría ser para ti.

Tactics Ogre Reborn es un título desarrollado y distribuido por Square Enix para PlayStation 4, PlayStation 5, Nintendo Switch y PC. Para esta reseña se jugó la versión para Nintendo Switch, la cual fue proporcionada por el distribuidor.