Ha pasado poco más de un año desde que se lanzó ManEater y ahora, su equipo de desarrolladores nos entregan una nueva área llena de nuevos retos y una excéntrica historia a través de su primer DLC, el cuál lleva por nombre Truth Quest. ¿Valdrá la pena el esfuerzo o es un contenido que se puede dejar pasar? Para serles sincero, la respuesta es ambas opciones.

VAMOS A LA PLAYA

ManEater no ofreció un concepto nuevo cuando salió el año pasado, pero no por eso dejó de ser divertido. En este título tomas el control de un tiburón que nada en un mundo abierto en el que debe comer lo que se le ponga enfrente para crecer y evolucionar. De esta forma acaban devorando otros peces, tortugas, cocodrilos, tiburones y de paso, los nadadores y caza-tiburones que se pongan en su camino. El juego es simple y extremadamente rutinario, pero tenía algo que lo hacía genuinamente entretenido.

Para este contenido adicional las misiones son las mismas en casi todos los niveles, e incluso algunos de los “nuevos” retos son exactamente los mismos que superamos una y otra vez en el juego base. De hecho, lo único genuinamente novedoso en este DLC son unas carreras contra el tiempo, y nada más. Los nuevos enemigos, el nuevo depredador y la nueva área no es algo de sorprender, pero al menos mantiene el ritmo de la propuesta original.

CONSPIRACIONES

Si hay algo que resaltar del juego es como el narrador del título original, genialmente interpretado por Chris Parnell, se ha convertido en un personaje paranoico que está convencido de que hay “algo allá afuera”. De esta forma, mientras masticas a los habitantes humanos y animales de la región, se va desenvolviendo una historia casi tan exagerada y absurda como el propio juego.

Para ManEater: Truth Quest hay, obviamente, una nueva mutación para nuestro escualo, por lo que conforme subes tus niveles de experiencia y obtienes recursos, puedes convertirte en un tiburón radioactivo que dispara láser de la boca. Este poder, con el que puede incluso derribar helicópteros, aunado a la habilidad de tomar los explosivos de tus enemigos para lanzarlos de regreso, hacen que el título sea extremadamente sencillo. Sin mucho reto de por medio, la diversión del juego viene en crear el caos y alimentarte de él. Desde su origen el título era la versión más pura de todo lo que una mente traviesa le gustaría hacer en un mundo de juego y este título sólo ahonda en eso.

Calificación: 7.0

ManEater es un juego tan repetitivo que hasta su DLC repite las mismas misiones y retos que ya conoces una vez más, pero su propuesta es tan divertida y exagerada que mantienen este juego como un gusto culpable para más de uno. No vamos a negarlo, controlar a un tiburón que se debe cenar a media bahía mientras dispara lásers y descubre una conspiración alienígena es algo extrañamente entretenido.

Truth Quest es contenido adicional para ManEater, por lo que es necesario el juego base para poder jugarlo. Este DLC fue desarrollado por TripWire y distribuido por Koch Media para las versiones del juego en PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox ONE, Xbox Series X, Nintendo Switch y PC. Para esta reseña se jugó la versión para PlayStation 4, la cual fue proporcionada por Koch Media.