Después de varios años fuera, e incluso dado por muerto, el género de terror está volviendo al ruedo y en esta ocasión toca revisar Madison, el primer juego del estudio argentino Bloodious Games, que pretende regresar la atención a un género que personalmente extrañé y que se veía perdido entre títulos de calidad muy pobre.

¿INSPIRACIÓN O COPIA?

Antes de ir con el juego hablemos del elefante en el cuarto. Si, Madison luce cómo el legendario demo P.T.; pasillos angostos en una casa con paredes amarillentas y cuartos poco iluminados. Es ahí donde nuestro personaje se moverá durante todo el desarrollo. ¿Es éste un pobre clon de P.T.? Definitivamente no. No se dejen engañar por este look poco original, una vez superemos esta barrera nos encontraremos con un juego que plantea mecánicas interesantes y es un buen primer paso para la desarrolladora. 

En Madison tomaremos el papel de Luca, un joven que despierta desorientado en una habitación que conecta a la casa de al lado, la cual es de sus abuelos; afuera de esa habitación se encuentra su padre iracundo y acusándolo de cometer un acto horrible. Para mayor inmersión, el tipo de vista en el título es en primera persona.

Después de este escape lo único que tendremos como herramienta principal será una cámara instantánea, la cuál cuenta con exposiciones infinitas y vaya que las vamos a necesitar. La toma de fotografías se convierte en la mecánica principal para el desarrollo de la historia, los jugadores deberemos disparar el obturador a distintos puntos de la casa para activar escenas y resolver acertijos.

SENCILLO PERO DIRECTO

El inventario de nuestro personaje es limitado a ocho ítems, de los cuales por lo menos dos no pueden ser descartados en ningún momento, deberemos tener buena administración de nuestro espacio, ya que de lo contrario tendremos que movernos continuamente a los pocos lugares que cuentan con cajas fuertes para hacer intercambio de objetos. Y además de quitar tiempo, son caminatas por lugares con un aura tensa y muy poco agradables de recorrer.

Algo que considero que ayudó mucho a crear una atmósfera tensa en el juego es que nuestro personaje se encuentra totalmente indefenso, Luca no puede usar nada en contra del mal que acecha la antigua casa de sus abuelos, haciendo que caminar por los largos pasillos y cuartos en total oscuridad sea realmente aterrador.

Por último, el juego cuenta con constantes eventos aleatorios. De pronto los objetos a nuestro alrededor se moverán, habrá un rechinido o incluso ya avanzado el juego tendremos apariciones repentinas de las criaturas acompañadas de un lamento y música a todo volumen.

¿ESCUCHASTE ESO?

Otro punto a favor para esta producción es su apartado de sonido. El título desde un inicio te recomienda usar audífonos debido a que emplea mucho sonido atmosférico, particularmente recomiendo usar audífonos de diadema de la mejor calidad posible ya que es esta característica la que pondrá la cereza a ese pastel de terror.

No hubo momento en el que no me sintiera tenso, el sonido de las cuerdas in crescendo cuando te acercas a una puerta o recorres son simplemente escalofriantes y personalmente me gustó que no siempre hubiera un jumpscare al final de estos y solo fuera tu imaginación la que me asustara. 

Hablando de jumpscares, el juego es muy moderado con estos y pocas veces usa este elemento a lo largo de sus cuatro horas de duración, haciendo de la experiencia algo refrescante, ya que la mayoría de los sustos serán del juego jugando con nuestra mente. 

CALIFICACIÓN: 8.5 

Madison es un gran primer paso para su desarrolladora, le da frescura al género al no recurrir a sustos fáciles y poco pensados. El único pero que pongo es la apariencia que aunque cuenta con buena calidad se parecen a los mil y un clones que salieron “inspirados” en P.T.; pero puesto en perspectiva, los aciertos le ganan a este último detalle. Los fans de los juegos de terror sin duda estarán satisfechos con esta entrega.

Madison es un título desarrollado por Bloodious Games y se encuentra disponible para PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox ONE, Xbox Series X/S, Nintendo Switch y PC. Para esta reseña se revisó la versión de PlayStation 4, la cual fue proporcionada por el distribuidor.