Antes de reseñar este remake, me gustaría hablar un poco sobre la importancia de Diablo II. Este título es considerado por muchos como uno de los mejores juegos de RPG de acción que han existido. Gracias a todas las opciones y mecánicas del juego que ofrecía , el título se volvió una entrega bastante importante para Blizzard, creó un culto y para el año que salió (2000), fue un parteaguas para el género. Por las diferentes mecánicas que creó, fueron posibles títulos en el futuro como Destiny , Borderlands, etc… por lo cuál si es un juego muy importante dentro de la historia de la industria.

El juego base es lo mismo al original

Generalmente , dentro del mundo de los remakes, mantener los elementos de la versión original puede ser una espada de doble filo y Diablo II: Resurrected no es la excepción. Por una parte, el gameplay es prácticamente idéntico al original; desde las mecánicas del juego hasta los glitches. Ésto fue hecho con intención de mantener la esencia de Diablo II. Por una parte esto es genial ya que aquellos que jugaron el original se sentirán cómo en casa pero por otra parte hay algunos detalles que a 21 años de su primer lanzamiento, debieron ser arreglados, como lo es la repetitividad del combate y el desbalance entre las clases, ya que el título no te da incentivas para jugar con algo que no sea el Necromancer. Hay habilidades que sólo son útiles para el principio y ciertos exploits que, para un jugador que no lo sabe, le complicarán mucho más la vida que para aquellos que son veteranos. En mi opinión aquí se debió de haber corregido algunos aspectos para hacer el juego más accesible a personas que no estén familiarizadas con Diablo, pero los desarrolladores se la jugaron muy a la segura, manteniendo todo tal cual como era hace 21 años.

Mejora Visual Impresionante:

Después de 21 años, la tecnología  ha avanzado bastante y  gracias a esto, los visuales de Diablo II han sido mejorados de manera considerable. Por ejemplo, ahora los personajes y todo lo demás son en 3D. Por otra parte, los diferentes efectos le dan una atmósfera a los niveles que hubiera sido imposible hacer en el 2000. Para poder apreciar esta mejora, no es necesario buscar videos de Diablo II vs Diablo II: Resurrected, ya que el juego cuenta con la función de jugar con los visuales clásicos también. Todo esto no está limitado al gameplay, ya que también todas las escenas han sido recreadas con la nueva tecnología. Finalmente, el rendimiento del juego mejora a 60 FPS pero aún logra mantenerse autentico a su predecesor.

Calificación: 8.0

Vicarious Visions la jugó muy a la segura seguro con este remake, ya que el título es igual a su versión original lo cual no es malo. Lamentablemente, ciertos detalles que si deberían haber tenido mejoras al modernizarse, ya que hay elementos que se pueden volver tediosos o frustrantes por la edad del juego pero al final es Diablo II y nomás por eso vale la pena.

Diablo II: Resurrected es un título desarrollado y distribuido por Blizzard Entertainment, y se encuentra disponible para PlayStation4, PlayStation 5, Xbox ONE, XBox Series X/S, Nintendo Switch y PC. Para esta reseña se juegó la versión para Xbox Series X, que fue proporcionada por Blizzard Latinoamérica.