REVIEW Cult of the Lamb

Este adorable cordero viene para evangelizar a todo aquel que se le atraviese, por las buenas o por las malas…

Comparte esta nota

El verano nunca se ha caracterizado por ser una buena época para el gaming, este año en particular ha habido una ausencia de títulos bastante marcada. El estudio Massive Monster, de la mano de Devolver Digital, aprovecha para lanzar Cult of the Lamb, un juego que llamó la atención desde su trailer pero videos vemos y gameplay no sabemos ¿Esta oveja negra cumple con su promesa o se trata de una ilusión de humo y espejos?

EL BUEN PASTOR

En Cult of the Lamb tomaremos el control de un indefenso corderito que está a punto de ser sacrificado para evitar que se cumpla una profecía. Nuestra muerte será impedida por ‘Aquel que espera’, un ente que nos obliga a firmar un trato en dónde nos otorgará la oportunidad de regresar a la vida y cobrar venganza, a cambio de fundar un culto en su nombre.

Este título se trata de un juego roguelike, elemento muy positivo que hará que regresar a las distintas zonas que ofrece sea igual de entretenido que la primera vez. En estos lugares deberemos abrirnos paso matando a todo aquel que se atraviese y comulgue con la antigua fe, desde enemigos muy sencillos, hasta jefes que nos pondrán a sudar y cuidar hasta el más pequeño movimiento de nuestro adorable pero sanguinario cordero.

Este paso por escenarios generados proceduralmente, nos servirá para “salvar” personajes indefensos y convertirlos para que formen parte de nuestro recién empezado culto. Está última parte dará paso a la otra parte del juego, administrar nuestra comuna. Como líderes de este grupo, debemos asegurarnos de proveer comida, mantenerla limpia, construir edificios que ayuden a fortalecer su fe y hasta dar misa. Los elementos de administración en esta producción son exigentes, pues debemos asegurarnos de mantener un nivel de fe alto y así evitar que alguno de los integrantes comience a cuestionar la religión que impusimos.

UN LIBRO INFANTIL ADORABLEMENTE HORRIBLE

El estilo de arte de Cult of the Lamb es muy particular, los personajes del juego son dignos de una caricatura infantil, pero contrastan con las escenas tan despiadadas, fruto de las cruzadas para imponer la nueva fe. Incluso la comuna que administramos no estará exenta de estos horribles momentos, ya que ahí celebraremos ritos, sacrificaremos infieles y castigaremos a desertores… Todo esto siendo un esponjoso y adorable borreguito. No pude evitar sorprenderme y reírme de lo discordante y retorcida que podía llegar a ser el momento, sin duda el estilo gráfico sazona el humor y complementa de maravilla las mecánicas tan bien ajustadas del título.

El combate de nuestro cordero varía dependiendo de las mejoras que hagamos a sus accesorios, los poderes que elijamos para nuestras misiones y el arma inicial que encontremos en cada zona. Este último aspecto al inicio no me convencía, pero terminó gustando, es una buena forma de evitar la repetición, invita al jugador a experimentar e impide que los combates se vuelvan aburridos.

En cuanto a su apartado sonoro el juego cumple sin ser excepcional, la música no es memorable, pero con sonidos en su mayoría ambientales sirven para agregar misterio a los escenarios oscuros y siempre inciertos.

Calificación: 9.0

 Cult of the Lamb es, sin lugar a dudas, de los mejores juegos independientes que ha visto el 2022. Con un apartado artístico vistoso, un gameplay calibrado casi a la perfección y una historia divertida, el juego te engancha casi al instante. La mezcla de géneros es interesante y le da muy buen ritmo a la experiencia. No lo duden más y vayan a evangelizar a esas almas perdidas.

Cult of the Lamb es un título desarrollado por Massive Monster y distribuido por Devolver Digital para PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox ONE, Xbox Series X/S, Nintendo Switch y PC. Para esta reseña se revisó la versión de PC la cuál fue proporcionada por el distribuidor.

Salir de la versión móvil