Los videojuegos siempre tienen algo para todo mundo y tipo de jugadores. Normalmente los juegos de cartas al ser un género con un nicho muy reducido, suelen ser títulos para gente realmente aguerrida. Pero de vez en vez, hay entregas que buscan hacer algo atrevido con un género tan rígido. El año pasado Devolver Digital trajo Inscryption y ahora regresa con Card Shark, un título en dónde debes hacer trampa.

 

JUEGA A LAS CARTAS, SIN SABER DE CARTAS

Card Shark no es sobre tiburones… Y tampoco sobre cartas. Si bien es un título dónde constantemente veremos barajas y estaremos en juegos de póker, nunca jugaremos a estos. Así que de una vez despreocúpate, para entrar a este título no es necesario conocer sobre estos juegos. En realidad, Card Shark es sobre ser un estafador.

Este título, desarrollado por Nerial y publicado por Devolver Digital, nos pondrá en los zapatos de un avispado, mudo y joven mesero durante el siglo XVIII en Francia, que es reclutado por el legendario Conde de Saint Germain. Este personaje en realidad existió y toda su vida y obra se ven envueltas en misterio hasta el día de hoy. Será este Conde quién nos enseñará sobre el arte de hacer trampa y nos daremos cuenta que no es tan fácil como suena. Todos estos trucos ayudarán a irnos sumergiendo a una historia cautivadora que sucede un poco antes de la revolución francesa.

 

CHISMECITO HISTÓRICO

Cómo mencioné anteriormente, Card Shark tiene una gran historia que poco a poco se va desenvolviendo. En un principio pareciera no tener mucha relevancia y al controlar un personaje que no puede hablar y debe responder en forma de expresiones faciales, hace difícil de creer que la historia de este título es algo fascinante. Se podría decir que Card Shark es una especie de novela gráfica con minijuegos y es ahí donde la integración del gameplay y narrativa se juntan para hacer su magia.

A lo largo del juego aprenderemos más de 20 trucos con las cartas. Para esta reseña se jugó la versión de PC y el título advierte desde un inicio que se recomienda el uso de control. Esto debido a que los movimientos que haremos deben ser rápidos y exactos, para que nuestro personaje pueda realizar sus suertes con las cartas de manera fluida y así logre engañar a su oponente.

GAMBITO… ¿ERES TU?

Sé que leer “más de 20 trucos” y “movimientos exactos” puede ser intimidante. Pero juro que nunca había probado controles tan suaves, bien balanceados y diseñados de una forma tan precisa que hacen de algo tan complicado, cómo mover rápidamente cartas, algo tan natural e incluso satisfactorio.

Card Shark logra explicar tan bien los trucos que no se necesitarán más de dos pases por el tutorial de cada mini juego para captarlo por completo. Además, el juego está consciente que memorizar tantos movimientos es difícil, por lo que constantemente nos dará pistas. Los jugadores solo debemos preocuparnos por hacer bien los movimientos y mantener un ritmo fluido. En poco tiempo pasaremos de ser un torpe aficionado a ser todo un usurero de feria, debido a que cada mini juego va sirviendo de práctica y cuenta con una curva de aprendizaje muy amigable.

Por último, pero no menos importante, Card Shark tiene un apartado visual precioso. Desde el primer segundo del juego quedaremos atrapados. El nivel de detalle y la profundidad que le brinda jugar con la iluminación en espacios 2D, harán que jugar sea todo un deleite.

Todo este espectáculo visual es endulzado con una banda sonora de época que musicaliza a la perfección los distintos momentos de la historia.

Calificación: 9.0

 Card Shark se arriesgó y ganó. El balance entre mantener un buen ritmo en su historia y una buena jugabilidad es algo sobresaliente. Llegó un momento en dónde casi podría jurar que sentía que barajeaba un mazo de cartas real e incluso el juego logró lo imposible… Hacer de los quick time events algo divertido y emocionante. Entre el mar de anuncios de grandes desarrolladoras y competencias de titanes de la industria, es refrescante encontrarte con títulos así de propositivos y atrapantes.

Card Shark es un título desarrollado por Nerial y publicado por Devolver Digital para PC y Nintendo Switch. Para esta reseña se jugó la versión para PC, la cual fue proporcionada por el distribuidor.