REVIEW Call of the Wild: The Angler

No lo suficientemente complejo para los veteranos de la pesca y demasiado simple hasta para los jugadores casuales, Call of th Wild: The Angler tiene un largo camino de actualizaciones por recorrer para captar de nuevo la atención de los usuarios.

Comparte esta nota

Para muchos, los simuladores pueden ser una excelente fuente de relajación y puro goce. Especialmente los juegos con temática de la naturaleza, que pueden transportar a cualquier a un lugar de paz y tranquilidad. Desafortunadamente, Call of the Wild: The Angler falla en casi todo y deja mucho qué desear. Así sin más, este juego de simulación de pesca no ha logrado pescar un solo acierto.

No precisamente la carnada ideal para esta pesca

Call of The Wild: The Angler es un videojuego desarrollado por el estudio Expansive Worlds. Esta desarrolladora previamente lanzó The Hunter: Call of The Wild y de hecho, la respuesta general a este título fue muy favorable. Desde ahí las expectativas para The Angler estaban bastante altas; sin embargo el resultado final de este nuevo juego se siente, irónicamente, incompleto.

El título se sitúa en la ficticia locación de la reserva Golden Ridge, una verdadera joya de la naturaleza manchada por bosques, montañas y, obviamente, grandes lagos para pescar. Los paisajes en The Angler son verdaderamente maravillosos, eso sí. Uno puede perderse en las tremendas vistas mientras espera a que pique el sedal. Además de la pesca, el jugador puede explorar el vasto territorio, ayudar a otros personajes en el juego y coleccionar objetos.

Para este punto en la reseña es raro no hablar de la experiencia de pesca en un juego de pesca y es porque desafortunadamente, es justo el punto más débil de esta producción. Las mecánicas en The Angler son demasiado básicas, parecen más a las de un juego arcade que a las de un simulador. Evidentemente esto hará perder el interés en los jugadores con experiencia en pesca real o que estén buscando algo parecido.

Hay variedad de cañas, sedales, anzuelos y carnadas, pero todo en un conjunto y como funciones parece no estar muy pulido. El juego también presenta diferentes habilidades de pesca que el jugador deberá aprender pero todo el sistema es muy elemental. Peor aún, la experiencia de The Angler palidece aún más en comparación con otros juegos de simulación de pesca en el mercado.

¿Y la interfaz apa?

Por el lado de la interfaz, el juego mantiene el mismo problema de ser demasiado básico. Para ser un simulador faltan elementos importantísimos. No hay cosas como un medidor del clima o un reloj en el juego. Es importante tomar en cuenta estos dos factores al momento de ir a pescar una determinada especie. Igualmente aunque si hay un mapa de toda la zona, éste no cuenta con señalizaciones para saber exactamente dónde se pueden encontrar tal o cual especie. Uno simplemente se detiene en algún punto del mapa y espera a que algo muerda el anzuelo.

Otra grave ausencia en The Angler es una interfaz de progreso. En su lugar solamente hay un apartado de registro de todos los especímenes capturados. Se hubiera agradecido una especie de estanque o acuario donde poder apreciar mejor los trofeos. Algo que rompe totalmente con la experiencia de juego es cuando finalmente se captura a una pez. Cuando el jugador recoge todo el sedal de la caña, la pantalla pasa a negros y únicamente se ve al avatar del jugador con la presa en manos. Luego otra vez un fondo a negros y nuevamente la perspectiva en primera persona del jugador.

Calificación: 7.0

A Call of the Wild: The Angler le queda un muy largo camino de actualizaciones por recorrer. Los desarrolladores definitivamente necesitan acercarse a su comunidad para escucharlos y corregir su juego. Afortunadamente la base de The Angler es suficientemente sólida. El título tiene un muy bien rendimiento gráfico, un amplio mapa. Solamente falta implementar más mecánicas y herramientas disponibles para el jugador. Si el título permanece en el estado actual, muy probablemente los jugadores rápidamente migrarán a otras entregas más completas. Resulta bastante sorprendente (no precisamente en un buen sentido) la diferencia de calidad entre The Angler y The Hunter, ambos muy similares y desarrollados por el mismo estudio.

Call of the Wild: The Angler es un título desarrollado y distribuido por Expansive Worlds para PlayStation 4, Xbox One y PC. Para esta reseña se jugó la versión para PC, la cual fue proporcionada por el distribudor.

Salir de la versión móvil