Mi opinión sobre los juegos de Call of Duty ha variado a lo largo de los años , pero para mi los juegos más icónicos son aquellos que se llevan a cabo en la Segunda Guerra Mundial y estaba bastante emocionado por regresar a esta época. Pero para mi sorpresa, Call of Duty: Vanguard brilla en unas partes pero se queda corto en otras.

Campaña para el olvido

Si bien Call of Duty: Warzone es una idea para el futuro, la realidad es que la prioridad en las experiencias de un sólo jugador son cada vez menores dentro de la franquicia. En general la campaña de Call of Duty: Vanguard tiene algunos buenos aspectos, como lo es el caso de las ubicaciones que incluyen algunas de las más importantes durante la Segunda Guerra Mundial como Stalingrado, Norte de África y el Pacífico, y si existe un sabor diferente dentro de cada una.

El problema de la campaña surge en una falta de desarrollo de personajes y el mismo objetivo repetido una y otra vez (matar a los enemigos en el punto A y ahora matarlos en el Punto B). Por otra parte, en ciertos momentos , la campaña parece abandonar el realismo y horrores de la Segunda Guerra Mundial para presentarnos una versión caricaturizada, con villanos que parecieran salir de cómics y protagonistas “indestructibles” con habilidades sobrehumanas que me recordaron más a “Los Mercenarios” que a personas reales. Ésto es muy doloroso ya que a pesar de tener ubicaciones muy interesantes y una buena combinación de música y visuales, el resultado es tedioso y aburrido. Sí juegas Call of Duty por sus campañas, lamento informarte que esta te la puedes brincar.

Multijugador vale la pena

En una cuestión más positiva, el punto que si vale la pena de Call of Duty: Vanguard es el multijugador, ya que las experiencias de este modo y el de zombies son igual de sólidas que siempre y es básicamente donde vas a sacarle todo el jugo al juego.

El multijugador brilla por una combinación de lo que Call of Duty siempre ha hecho bien (ser un shooter sólido con buenas opciones de personalización), pero con diferentes herramientas que te permiten modificar el ritmo de las batallas, el número de jugadores, etc… ¿Quieres brincar directo a la acción? Hay opciones para eso. ¿Quieres jugar modos en donde el juego es más largo, ya que no encuentras jugadores desde el principio? El título también te ofrece eso. Puede no sonar como algo muy impresionante , pero para el jugador esas diferencias le van a brindar una experiencia más a la medida. En caso de que no estés interesado en probar todo eso, Asalto es la opción más estándar que hay, ya que es como prácticamente se jugaban sus antecesores.

Por otra parte, también cuentas con los modos habituales que ya ofrecía Call of Duty como Kill Confirmed, Hardpoint Domination, entre otros que, como siempre, son opciones sólidas. Además, también se agregaron algunos nuevos modos pero a mi parecer los clásicos siempre serán los clásicos. Las adiciones son bienvenidas y le dan todavía más variedad al combate.

¡Nuevo modo Zombies!

Hay algunos cambios para bien y para mal dentro del modo Zombies. Por una parte, el modo se ha hecho más accesible y es divertido ver cuanto puedes durar matando zombies , pero la realidad es que hay algunos detalles como la falta de una historia u objetivos centrales, que hacen que no exista una razón para adentrarte más. La experiencia en sí se siente menos robusta que en entregas anteriores. Si eras fan de las versiones originales de zombies , lamento informarte que este se parece más al modo Outbreak. Posiblemente el modo reciba algunas mejoras cuando salga el contenido extra en Diciembre, pero como está ahorita seguramente sólo vas a jugarlo un rato como distracción entre partidos de Multijugador.

Calificación:7.5

Veredicto:

Éste juego te ofrece los tres pilares que esperas dentro de un juego de Call of Duty: Campaña, Zombies y Multijugador, siendo una experiencia muy diferentes. El Multijugador se pone al juego en los hombros para cargarlo y  si no lo juegas, lo demás que se te ofrece no es sólido. Por otra parte el multijugador es una de las experiencias más sólidas que ha tenido la franquicia y sí estaré regresando a jugarlo muchas veces y en general si me he divertido mucho con eso.

Call of Duty: Vanguard es un título desarrollado por Sledgehammer Games y publicado por Activision para PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox ONE, Xbox Series X/S y PC. Para esta reseña se jugó la versión para PlayStation 5, que fue proporcionada por Activision.