Para aquellos que desconocen Ghosts of Tsushima, éste fue un juego lanzado para PlayStation 4 en 2020 que por muchos fue considerado como el mejor del año. Este título es un juego de mundo abierto basado en la primera invasión Mongol en Japón durante la época Feudal de éste.

Código de Honor

Durante tu aventura, tomas el control de Jin Sakai, uno de los pocos Samurai que sobrevivieron la invasión Mongol en Tsushima y tu objetivo es juntar aliados para poder crear una resistencia contra el ejército invasor. Al ver la brutalidad de los Mongoles, Jin entra en una situación complicada, pues debe estar dispuesto a romper las reglas del código de honor Samurai que juró mantener, ya que por esto Japón había caído ante los Mongoles. La narrativa toca temas que hemos visto como qué tan lejos estarías dispuesto a llegar cuando la supervivencia está en juego, pero se trata de una manera muy buena, y a lo largo de la historia ves una evolución completa de Jin, quién por medio de sus acciones está creando su propia leyenda y legado. Si bien Ghosts of Tsushima no innova dentro del género, lo que logra hacer es ser el juego visualmente más llamativo, y esto ayuda mucho, ya que querrás explorar todo el mundo que ofrece el juego. En cuanto al gameplay, si has jugado juegos de éste tipo estarás bastante familiarizado con toda la exploración ya que tienes cosas como: Bases enemigas que debes liberar, coleccionables, armas y armaduras que mejorar, etc… Al principio ver el tamaño del mapa puede ser demasiado para algunos jugadores, pero definitivamente vale la pena explorar todo y, curiosamente, para ser un juego de guerra pasarás más tiempo disfrutando los hermosos paisajes que combatiendo. Agrégale a esto una excelente banda sonora y tienes una combinación gloriosa.

Opciones de Combate

El juego tiene dos diferentes tipos de combate que puedes realizar: El primero es el combate abierto donde dejas que los enemigos te vean, que es basado en el código de honor Samurai, y en el que se presentan cosas como: Duelos (que siempre son muy satisfactorios) y una variedad de posiciones de espada que sirven para contraatacar a las diferentes clases de enemigos y puedes cambiar entre ellas a tu gusto. El combate en sí es simple, pero créeme que ésta no tiene nada que ver con la dificultad, ya que los enemigos son despiadados y debes de estar muy atento para poder defenderte. Por otra parte, tienes el combate sigiloso, que si bien rompes el código de honor, a veces es necesario para derrotar a la mayor cantidad de enemigos que puedas antes de combatir a los
que queden de manera abierta. Si bien las mecánicas de sigilo no están tan bien implementadas como en otros títulos especializados en esto, son lo suficientemente buenas como para mantenerte entretenido y darle variedad al combate.

Nuevas Opciones

Como ya había mencionado antes, el Director’s Cut es una versión optimizada para PlayStation 5 por lo cuál cosas como visuales, tiempos de carga mejoran de manera considerable, así
como mayor inmersión con el Dual Sense. Viendo esto, quizá los jugadores veteranos la pensarán dos veces antes de comprar esta versión, pero además de esto el juego agrega una
expansión que funciona como una Isla extra para explorar que le agrega aproximadamente 10 horas más al juego. La isla es Iki y resulta que es el lugar donde creció Jin. La historia en este
lugar funciona como un Post Juego en el cuál obtendrás más detalles sobre el pasado de Jin, así como unas misiones extra que hacer, más coleccionables, etc…

Calificación: 9.0

Si no jugaste la versión original, ésta definitivamente es una que debes de adquirir si tienes un PlayStation 5, pero en el caso de los jugadores veteranos, yo lo recomendaría si te gusto
mucho el gameplay del juego para obtener ese contenido extra y tener más horas de diversión con el juego.

Ghosts of Tushima Directors Cut es un título desarrollado por Sucker Punch y distribuido por Sony. La copia de esta reseña fue proporcionada por PlayStation México.