No es una sorpresa que Netflix busque hacer crecer su nombre y eso lo hemos visto desde la creación de sus propias películas y series. Pero parece que eso no es suficiente para la empresa pues ahora está buscando entrar al mundo de los videojuegos.

Ayer Netflix anunció la compra de Night School Studio, conocido por sus títulos Oxenfree Afterparty. Esta unión significa un nuevo paso gigante para la plataforma pues busca llegar a más mercados y, principalmente, ofrecerle a sus usuarios una experiencia nueva fusionando sus historias con los videojuegos.

Y aquí no se detienen, seguirán buscando la manera de colaborar con aún más estudios, “vamos a seguir trabajando con desarrolladores de todo el mundo y contratando a los mejores profesionales del sector para construir una colección fabulosa de juegos exclusivos diseñados para gamers de todas las clases y niveles. Como ocurre con nuestras series y películas, estos juegos están ya incluidos en tu suscripción de Netflix, sin anuncios y sin compras en la aplicación” mencionó Mike Verdu, vicepresidente de Desarrollo de juegos.

Por ahora ya cuentan con cinco juegos disponibles para sus usuarios en Polonia y España, pero aún no hay noticias sobre su llegada a México, no obstante podríamos asegurar que definitivamente su mayor objetivo es llegar a todos los países donde su plataforma está disponible lo más rápido posible.

Netflix