Con una nueva entrega disponible muy pronto, vale la pena aprender sobre el curioso origen de estas colecciones épicas de “Microjuegos” que protagonizan al icónico “anti-Mario”, mejor  conocido como Wario. Por eso el día de hoy te traemos todo lo que debes de conocer sobre Wario y WarioWare.

 

La creación del Anti-Mario

Un detalle que quizá los gamers más jóvenes no sabrán es que Wario funcionó como el villano principal de Super Mario Land 2 y luego se adueñó de la franquicia de Súper Mario Land, la cual más adelante se volvería la extraña pero aclamada franquicia de WarioLand, donde el protagonista hace de todo con un objetivo en mente: ganar dinero. 

 

Esto hizo que los juegos de Wario siempre se sintieran diferentes a los de Mario, por lo cual crearía su propia identidad a lo largo de los años como un protagonista avaro, poderoso, no muy inteligente pero lleno de personalidad. Esto a su vez logró posicionar a Wario como uno de los personajes favoritos del mundo de Mario.

 

La idea de los Microjuegos

La idea original de WarioWare tuvo como origen una compilación de microjuegos encontrados en Mario Paint para Super Nintendo y Mario Artist para Nintendo 64. El primero de estos consistía en usar un matamoscas para tratar de matar la mayor cantidad de moscas que pudieras en la pantalla, y con cada una de las siguientes entregas se irían agregando algunos microjuegos extra que todos compartían las siguientes características: simplicidad, diversión en pequeñas dosis y excentricidad. 

 

Una vez completado Mario Artist, a los desarrolladores les encantó tanto la idea de los microjuegos que decidieron hacer un proyecto secreto y usando post its agregarían sus ideas para ir creando una colección. Poco a poco otras personas de otros equipos en Nintendo se enteraron y decidieron aportar su granito de arena con la esperanza de que su idea lograra aparecer en la versión final. Esta combinación de ideas donde la mentalidad era que cualquier idea podía funcionar y entre más ridícula fuera la premisa mejor, eventualmente llevó a una colección de mini juegos que no duran más de 10 segundos cada uno, pero que tienen una variedad enorme en cuestión de lo que debes de hacer para ganar. En general los mini juegos consisten en hacer tareas de la vida cotidiana como: clavar un clavo, picar una nariz o prender una vela. Ahora solo faltaba encontrar un protagonista que compartiera los valores extraños y ridículos con los del juego.

 

Debido a sus cualidades, se decidió que Wario sería un buen protagonista y así es como surgió este spin-off conocido como WarioWare.  El proyecto fue presentado a Nintendo y ellos le dieron Luz verde y con eso surgió WarioWare Inc: Mega Microgame$ para el Gameboy Advance, el cual fue muy bien recibido por los fans y las críticas gracias a su diversión en pequeñas dosis y estilo muy único. Esto haría que surgieran varias secuelas en diferentes plataformas para llegar eventualmente a WarioWare: Get it Together que estará disponible en tiendas físicas y digitales a partir del 10 de Septiembre.