Después de mucha incertidumbre y espera, finalmente ya está disponible God of War: Ragnarök. La aventura de Kratos junto a su hijo Atreus en el mundo mitológico nórdico continúa. Para eso, aquí están un par de consejos esenciales cortesía de HyperX. Si algo tiene Santa Monica Studio es un especial detalle a la mejor calidad en sus juegos en todos los aspectos, narrativo, gráfico y sobre todo sonoro.

En primer lugar, God of War dejó de ser únicamente una saga de hack n’slash desde su anterior entrega. El fantástico mundo nórdico está lleno de tesoros por descubrir. Por esa razón ahora más que nunca es importante estar atento a los alrededores. Vasijas, barriles y restos flotantes en la orilla del agua pueden esconder valiosos recursos para Kratos. Estos mismos objetos le pueden servir al dios de la guerra para mejorar su equipo pues ahora el juego también tiene funciones estilo RPG.

Finalmente, como se mencionó anteriormente, God of War: Ragnarök es un deleite tanto visual como auditivo. La calidad del diseño sonoro es simplemente espectacular y merece totalmente la pena apreciarlo con los debidos periféricos. Semejante calidad de audio se puede disfrutar a través de la línea de audífonos de HyperX como lo son los HyperX Cloud II Wireless o los HyperX Cloud Stinger S 7.1.