Desde poco más de la mitad del pasado 2021 comenzó a debatirse en la comunidad de videojuegos un nuevo concepto. Algunos lo desestiman, otros le hacen mofa y hay quienes se lo toman en serio con complejos cálculos de especulación. Se trata de los NFTs. Para poner rápidamente en contexto y palabras sencillas, los NFTs (Non-fungible token) son básicamente archivos con una especie de certificado de autenticidad. Esto los vuelve ‘únicos’ y con un valor transaccional. Desde ahí no suena muy prometedor y es por eso todo el debate dentro de la industria de los videojuegos.  La situación estuvo lejos de calmarse después de que grandes compañías como Ubisoft o Electronic Arts manifestaran su interés por incorporar esta nueva tendencia a sus juegos.

El principal desacuerdo de los jugadores (y algunos desarrolladores) es que los NFTs son para ellos una estafa. Por qué alguien querría un ítem de una tienda digital con certificado de autenticidad y por qué alguien más pagaría una suma mayor por él. Se comenzó a hablar de burbuja económica, fraude y sobre todo, codicia de los estudios. Vamos, que los videojuegos no se hacen por amor al arte, siempre han existido los DLCs, pases de batalla, etcétera. Pero esto sería un descaro. Algunos incluso van más allá y hablan de la huella de carbono que genera la creación de estos tokens e incluso la posibilidad de lavado de dinero con este sistema.

Sin embargo la Games Developer Conference (GDC) podría comenzar a arrojar algo de claridad en este concepto de cara al inicio de este 2022. La GDC se celebra cada año en San Francisco, California y es un punto de encuentro para desarrolladores de videojuegos. El evento es célebre por realizar encuestas a sus visitantes sobre el panorama actual de la industria. Este año se puso sobre la mesa el debate sobre los NFTs y por qué no, también las criptomonedas. Los resultados de la State of the Game Industry 2022 son claros:

La encuesta, realizada a más de 2,700 desarrolladores es clara, la mayoría de los estudios no están interesados en implementar pagos con criptomonedas ni NFTs en sus juegos. Esto podría ser un suspiro de alivio para los consumidores/jugadores. Sin embargo tampoco se puede ignorar ese 21% marcado como ‘un poco interesados’. Al menos un quinto de quienes crean videojuegos no descartan totalmente ambas ideas. Por el momento, en este artículo solo se ha hecho lo mismo que los nfteros; especular. Solo queda esperar a recibir comunicados sobre qué decisiones reales tomarán a favor o en contra diferentes compañías.

 

FUENTES:

https://kotaku.com/nft-crypto-cryptocurrency-blockchain-gdc-video-games-de-1848407959
https://www.egames.news/noticias/GDC-La-mayoria-de-los-desarrolladores-no-quieren-NFTs-en-sus-videojuegos-20220121-0022.html
https://www.gamedeveloper.com/gdc/gdc-state-of-the-game-industry-2022-devs-weigh-in-on-nfts-unions-and-more