Originalmente, tanto Redfall como Starfield estaban previstos para debutar en algún momento de este año. Sin embargo Bethesda sorprendió a todos al anunciar el retraso de ambos títulos. Las razones detrás de esta decisión aún no son muy claras. Al parecer los desarrolladores necesitan más tiempo para trabajar en los juegos y garantizar su calidad. Según el estudio, Redfall y Starfield llegarán en algún punto de la primera mitad de 2023.

Starfield trata de un juego del género RPG ambientado en el espacio directamente desarrollado por Bethesda Game Studios. Este será el primer videojuego lanzado por el estudio desde 2015 y su primera nueva franquicia desde hace 25 años. Por otro lado Redfall es desarrollado por el estudio Arkane Austin. Se trata de un juego de acción de mundo abierto al estilo de LEft 4 Dead pero con vampiros.

El nombre de Bethesda hace eco en toda la comunidad de videojuegos por lo tanto cualquier título desarrollado por ellos levanta el interés general. Al mismo tiempo estos dos títulos son de suma importancia porque serán las primeras entregas después de que Microsoft haya comprado al estudio. Muy probablemente se mostrarán adelantos de Redfall y Starfield durante el Xbox Showcase el 12 de junio.