El presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), Yon de Luisa, calificó como una falta de respeto la negativa del Wolverhampton para que Raúl Jiménez acudiera al llamado de la Selección Mexicana.

“Se les faltó el respeto a las selecciones diciendo que los jugadores corrían riesgo de contagios. Sabemos que la FIFA se comunicó directamente con los Wolves y ahora esperamos a ver cómo reacciona este equipo”, acusó el directivo.

La FMF tenía la esperanza de que Raúl pudiera estar en los juegos ante Costa Rica y Panamá; sin embargo, y a pesar de que la FIFA advirtió a los clubes de la Premier League con sanciones, el Wolverhampton no ha dado permiso al mexicano.

Fue el 24 de agosto cuando la Premier League anunció que no cedería jugadores a las selecciones nacionales que jugaran en países que estuvieran en la lista roja del gobierno británico por el COVID-19.

Lee también: Raúl Jiménez asegura que pese a su fractura de cráneo: ‘Nunca pensé en dejar el futbol’

Por ello, México fue una de las selecciones afectadas, así como diversos países sudamericanos, entre ellos Argentina y Brasil. Incluso la selección de Jamaica que enfrentó al equipo nacional el jueves en Estadio Azteca, se vio afectada por la medida.

“Queremos que esto no vuelva a pasar. Ahora es un caso masivo, no podemos ver a Raúl como un caso único, pero es responsabilidad de la FIFA que es la autoridad máxima del futbol internacional el que esto no vuelva a suceder”, subrayó De Luisa.