A pesar de que Yareli Salazar no participó en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 debido a que se le quitó la plaza en la prueba de ómnium tuvo mucho protagonismo por dar a conocer su caso, pero ahora lo tendrá más, ya que la atleta mexicana confirmó que interpondrá una demanda ante la Federación Mexicana de Ciclismo (FMC).

Todo eso se desencadenó debido a que previo a Tokio 2020 el presidente de este organismo, Edgardo Hernández, repartió la plazas para esa justa de manera incorrecta, lo que provocó que diferentes ciclistas perdieran su lugar o participaran en una prueba que no es de su especialidad.

“Decidí iniciar un proceso legal en contra de la actual Federación Mexicana de Ciclismo. Sé que no se va a poder revertir lo que ya pasó , pero sí es para que haya un cambio en un futuro tanto para mí como para las nuevas generaciones y los demás ciclistas mexicanos.

“Que no suframos de entrenar con una presión horrible en la cabeza, competir con miedo, gané, pero esta persona le cae mejor y la van a llevar. Son muchas cosas con las que luchamos, no soy la única, son muchísimos y esperemos que haya un cambio con esto”, declaró Salazar en conferencia.

Te puede interesar: FIFA aboga para que no vacunados vayan al Mundial de Qatar 2022

Salazar expuso que dentro de la Federación se han ocasionado muchos daños y es momento de arreglar todo eso, pues hay más casos de afectaciones a atletas que no se han comentado.

“Somos muchas y muchos los que nos vimos afectados por esto, ya lleva muchos años está Federación, creo que 12 años, entonces imagínense todo el daño que han ocasionado. Gracias a que la Unión Ciclista Internacional tomó cartas en el asunto esta federación está bloqueada”, mencionó.

Esta demanda para la FMC llega junto a la suspensión que le dio la Unión Ciclista Internacional (UCI) precisamente por infracciones cometidas en procesos electorales.