El clavadista mexicano Yahel Castillo fue designado por segunda vez en su carrera ganador del Premio Nacional del Deporte, esto en la modalidad no profesional, gracias a los resultados obtenidos al lado de su nueva pareja en sincronizados Juan Celaya, con quien brilló en 2019 tras obtener el pase a los Juegos Olímpicos de Tokio en trampolín de 3 metros.

“(Estoy) muy contento, agradecido, sé lo que significa este premio, se lo dan a los mejores deportistas del año y que nos hayan tomado en cuenta es un gran orgullo y honor, también implica más responsabilidad, más compromiso de nuestra parte para seguir trabajando y echándole todas las ganas, día con día, en los entrenamientos”, compartió el campeón panamericano de Lima 2019.

En el Mundial de Gwangju, Corea del Sur, en 2019, Yahel consiguió junto con Juan Celaya la presea de bronce y el pase olímpico para México en la prueba de trampolín sincronizados de 3 metros.

“Queremos ganar una medalla olímpica, sabemos que lo podemos hacer, que lo podemos lograr y por eso estamos hoy por hoy más que unidos, más que conscientes de poder ir a Tokio, a los Juegos Olímpicos a ganar una medalla por México y para nosotros”, destacó el clavadista quien cumplirá su tercera cita olímpica, tras Beijing 2008 y Londres 2012.

El atleta de 33 años ve este tiempo de espera como una oportunidad para pulir sus clavados, entre los que destaca uno de alto grado de dificultad.

“Le estamos tirando a la medalla de oro, queremos ganarles a los chinos, a los ingleses y a los rusos, que son las tres parejas que vemos más competitivas, nosotros quedamos en el tercer lugar en el Mundial de Gwangju a solo un punto de los británicos y éstos habían quedado en primer lugar en Río 2016, ganándole a los chinos.

“Sabemos por dónde podemos atacar y tenemos la confianza de que tenemos el clavado con mayor grado de dificultad, no solo de México, sino del mundo y sabemos las capacidades que tenemos, lo que hace este premio es motivarnos el doble”, resaltó Yahel Castillo, quien este año volvió a subir a los podios internacionales, al adjudicarse la medalla de bronce en la final de sincronizados trampolín 3 metros, también con Celaya, en la Serie Mundial de Clavados FINA Montreal 2020.

El multimedallista mundial, quien en 2011 recibió el Premio Nacional de Deportes en forma individual, reconoció que en ocasiones los entrenamientos son arduos y difíciles.

“Hay veces, hay días que los entrenamientos se tornan muy pesados, fuertes y este tipo de incentivos, de motivaciones, nos ayudan a no flaquear, a no darnos por vencidos, a pesar del cansancio y el dolor corporal que llegamos a sentir cuando la carga de trabajo es fuerte”, resaltó el especialista en el trampolín de 3 metros.

También puedes leer: Jessica Salazar, comprometida a dar más