Tom Brady lanzó para 276 yardas y cinco touchdowns para que los Tampa Bay Buccaneers doblegaran este domingo 48-25 a los Atlanta Falcons e impusieran una marca del equipo de 10 victorias consecutivas.

Brady aumentó su foja personal a 9-0 contra Atlanta (0-2), que suma siete derrotas en fila que se remontan a la temporada pasada, incluidas tres ante Tampa Bay (2-0).

Los Buccaneers han superado 124-62 en los últimos 10 cuartos a sus rivales de la Conferencia Sur de la NFC.

Rob Gronkowski tuvo un par de recepciones de anotación por tercer juego en fila, incluido el Super Bowl, y tanto él como Brady siguen escalando posiciones en conexión de anotación como pareja al llegar a 88, uno detrás de Philip Rivers y Antonio Gates, que están en segundo lugar de la historia y Peyton Manning con Marvin Harrison (112).

Brady completó 24 de 38 pases sin intercepción. Fue capturado tres veces y perdió un balón. Por su parte, Matt Ryan conectó 35 de 46 pases para 300 yardas, dos anotaciones y tres intercepciones

Lee también: Sí, díganle G.O.A.T; Brady guía una remontada más ante Dallas

Un inicio de la patada para Minnesota

Kyler Murray lanzó para 400 yardas y tres touchdowns y los Arizona Cardinals superaron el domingo 34-33 a los Minnesota Vikings, que tuvieron el triunfo en la pierna de Greg Joseph, pero este falló en los últimos segundos un gol de campo de 37 yardas.

Fue un final ideal para un partido de altibajos en el que la ventaja cambió de equipo en ocho ocasiones. Las vertiginosas ofensivas de los equipos bajaron su productividad considerablemente en los minutos finales y no hubo anotaciones en el último período. Arizona se fue al descanso arriba 24-23.

La derrota parecía inminente para los Cardinals (2-0) antes de que Joseph fallara en los segundos finales. En el encuentro había anotado dos goles de campo de 52 yardas y todo parecía indicar que daría el triunfo a los Vikings.

Kirk Cousins lanzó para 244 yardas y tres touchdowns, mientras que Dalvin Cook corrió para 131 yardas en 22 acarreos.