Cantaron como si hubieran ganado, el Hertha Berlín falló una serie de oportunidades y empató 1-1 con el Eintracht Frankfurt el sábado en la Bundesliga.

Pero los aficionados celebraron por lo que parece ser un nuevo comienzo para el club.

Suat Serdar anotó por el Hertha y podría haber sellado la victoria si su compañero Stevan Jovetic no hubiera bloqueado su tiro.

Lee también: El Manchester City se lleva la victoria y golea al Bournemouth

 

Este es el primer punto que consigue el técnico Sandro Schwarz y ocurrió en el que podría ser la actuación más alentadora para el Hertha desde que superaron en diciembre al Borussia Dortmund.

La lealtad de los aficionados de la escuadra alemana ha sido puesta aprueba por malos resultados y roces con el descenso, en un momento en el que su rival de ciudad, el Unión de Berlín, ha tenido éxito desde su ascenso a la Bundesliga en el 2019.

El Unión ganó el derbi de la ciudad por cuarta ocasión consecutiva el fin de semana pasado y el Hertha quedó eliminado de la Copa de Alemania en la primera ronda una semana antes.

Pero los seguidores del equipo montaron una coreografía para el primer duelo en casa de la campaña. El delantero se escapó de la marca y poco a poco se fue abriendo paso en el terreno de para Knauff, quien habilitó a Kamada.

El japonés, que se había desprendido de su posición para quedar sin marca y desprenderse de los centrales, le pasó la pelota al Pipa.

Jugador que lo único que debía hacer era definir con el arco vacío, dado que el arquero rival ya no tenía opción de llegar a evitar el remate y lo falló.

Aquí las imágenes 🎥:

También el sábado, Timo Warner anotó en su retorno al Leipzig tras volver la semana pasada proveniente del Chelsea, pero no logró evitar que su equipo empatara 2-2 en casa con el Colonia.

El Bayer Leverkusen sufrió otra derrota, perdió 2-1 en casa ante el Augsburg. El recién ascendido Werder Bremen empató 2-2 con el Stuttgart y el Hoffenheim superó 3-2 al Bochum.