Cristiano Ronaldo se convirtió en la nueva “víctima” del Estado Islámico (ISIS, por sis siglas en inglés), que busca boicotear el Mundial de Rusia 2018.

A través de un un comunicado, la organización terrorista colocó una imagen del portugués con un ojo golpeado y detrás de él un yihadista con un objeto punzocortante en la mano derecha, acompañado de la leyenda “nuestras palabras son lo que ves, no lo que oyes. Así que tan sólo espera. Nosotros también estamos esperando”.

Cristiano es el tercer jugador de mayor relevancia internacional que la organización terrorista utiliza para amedrentar a ocho meses de la realización del evento, pues el primero fue Lionel Messi, cuya imagen apareció en un primer cartel derramando una lágrima de sangre y en días recientes fue el brasileño Neymar.

Posterior a Cristiano Ronaldo, ISIS también lanzó otro cartel alusivo con la imagen de Marco Asensio, jugador español y compañero de “CR7” en el Real Madrid, a quien se le señala por “sionista”: “ahí de ustedes, cruzados y judíos. Alá reinará sobre tí cuando menos esperas y serás castigado”.