A pesar de que Las Finales de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP) tienen a un invitado recurrente, Fuerza Regia, y a un debutante, Aguacateros de Michoacán, estos compromisos cuentan con sabor de revancha, debido a que ambas franquicias tienen cuentas pendientes en esta instancia desde la temporada pasada.

Fuerza Regia, que ha estado en cuatro finales en los últimos cinco años, llega como favorito en este compromiso, además de que los de Monterrey arribarán a esta serie queriendo enmendar los errores de la temporada pasada, donde a pesar de que extendieron la serie ante Mexicali en Las Finales 2019, las perdieron dejando ir la oportunidad de obtener el bicampeonato de la liga.

Ante eso, Paco Olmos, entrenador de Fuerza Regia, entiende que el margen de error en este compromiso que está por afrontar es mínimo, pues sabe que es la oportunidad perfecta para conquistar su tercer título al frente de esta franquicia.

Sin embargo, pese a que es favorito por experiencia, Fuerza Regia tendrá que frenar el mismo sentimiento de revancha que tienen los Aguacateros de Michoacán, pues el año pasado fueron eliminados en Las Finales de Conferencia por Soles de Mexicali, y aunque fueron el equipo revelación en 2019, el nivel no les alcanzó para estar en la instancia final.

Ese aspecto cambió para los dirigidos por Nicolás Casalanguida, pues además de llegar por primera vez en su historia a Las Finales de la LNBP, de los dos equipos clasificados a la fiesta grande del baloncesto, es el mejor

A diferencia de Fuerza Regia, Aguacateros ha demostrado tener un balance alentador en todo el desarrollo del calendario regular, pues como local jugó ocho partidos, de los cuales ganó siete y perdió sólo uno y aunque el factor cancha pudo beneficiar esta estadística, los de Michoacán demostraron que también saben ganar fuera de casa.

Como visitantes, Aguacateros disputó 10 partidos de los cuales ganó seis y perdió cuatro, dejando un registro a favor en la tabla de clasificación. Mientras que para Fuerza Regia su realidad es otra. Aunque hizo valer su localía en Monterrey, la realidad fuera de casa es diferente, pues de los ocho partidos que tuvo sólo ganó tres y perdió cinco, lo que le provocó un balance negativo.

Ponchan la burbuja Fuerza Regia y Aguacateros

Para estos compromisos la LNBP decidió romper la burbuja con la cual disputaron los playoffs y regresarán al formato normal, hasta cierto punto, pues aunque jugarán tanto en Monterrey como en Michoacán, la serie se redujo y el campeón se definirá a ganar tres partidos de cinco posibles.

También puedes leer: LNBP también se encierra en su ‘burbuja’