La afición y María Sharapova no son los únicos que están felices del buen paso que tiene la tenista rusa en el Abierto de Australia. También los dueños de restaurantes celebran el éxito de la número dos del mundo.

Y es que “Masha” tiene algunas supersticiones y rutinas que cree que le ayudan a ganar. Una de ellas es comer en los mismos restaurantes a lo largo de un torneo.

“Todo es una experiencia”, dijo la originaria de Siberia al sitio oficial del torneo, luego de haber eliminado por parciales de 6-2 y 6-2 a Ekaterina Makarova.

“Voy a través de rutinas que trabajan para mí, voy con el flujo de esas rutinas. Voy a los mismos restaurantes donde estoy familiarizada con la comida. Tal vez todos tenemos un poco de eso en nosotros”, añadió Sharapova, quien ya está en las Semifinales del primer Grand Slam del año.

Así es que los dueños de los restaurantes que la rusa ha visitados en los últimos nueve días, están contentos por el paso arrollador que ha mostrado, y que parece garantizarle que seguirá visitando esos lugares hasta el fin de semana.

Hasta ahora, “Masha” solo ha perdido nueve juegos en su ruta a las semifinales del Abierto. Una cifra que es  récord para el torneo australiano, ya que desde que comenzó la Era Open, ninguna mujer ha sido tan eficiente en Melbourne. 

En cinco rondas que ha disputado, Sharapova ha jugado un total de 5 horas y 15 minutos, lo que resulta en un promedio de 63 minutos por ronda.

“Para ser honesta, esas no son las estadísticas por las que deseas ser conocido. Es un gran dato, pero estoy más contenta por estar nuevamente en las Semifinales”, dijo la siberiana.

El siguiente obstáculo para Maria será la china Na Li, a quien enfrentará por el pase a la Final, que seguramente será ante Serena Williams. 

Mientras llega ese momento, los restauranteros de Melbourne están felices de que Sharapova siga su rutina del éxito.