De la mano y los goles de Christian Benítez, consolidado como el mejor delantero de 2013, América selló en casa su pase a la Final del futbol mexicano, al superar a un Monterrey mermado de principio a fin en intenciones y propuestas sobre el campo.

La Semifinal en la cancha del Azteca fue un sábado perfecto para las Águilas y sus casi 80 mil aficionados que se dieron cita para alentar a su equipo, frente a los 10 mil visitantes regios que tuvieron la mala suerte de ver llegar tarde y caer en el resultado a sus Rayados.

Aunque el marcador de 2-2 en el juego de Ida les favorecía momentáneamente, los azulcrema se fueron al ataque para ampliar la ventaja y amarrar el soñado pase a la disputa por el título, que por ello se vieron favorecidos por un penal cometido por José María Basanta sobre Rubens Sambueza.

Raúl Jiménez se encargó de cobrar desde los 11 pasos, logrando engañar a Jonathan Orozco y clavar la pelota con disparo raso en la esquina inferior derecha del arquero.

Posteriormente, en jugada de pared, el “Chucho” hizo honor a su apodo al marcar el segundo tanto lapidario del América y con el que hasta el técnico Miguel Herrera festejó arrodillado y de forma efusiva.

El gol de la honra lo consiguió Aldo de Nigris sobre el final del cotejo, sin embargo el resultado ya estaba decretado y las Águilas abrieron sus alas para volar directo a una nueva final, donde buscarán su onceava estrella en el escudo.