El caso aún no está cerrado y puede sufrir modificaciones, incluso positivas para Lance Armstrong.

Travis Tygart, director ejecutivo de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA), le abrió la puerta al texano para que colabore a esclarecer las tramas de dopaje que han golpeado al ciclismo en los últimos años.

En caso de aceptar, podrían reconsiderar la suspensión de por vida que le han impuesto.

Travis, quien dio una entrevista al diario USA Today,  también considera que, de haber ayudado en la investigación, Lance podría haber conservado los 5 de los 7 Tours que ganó. Los cargos por dopaje prescriben a los ocho años y se le podrían haber mantenido los que van de 1999 a 2003.

“Podíamos haber reducido el castigo de ser sincero y haber contribuido a avanzar al deporte por el buen camino”, explicó Travis.

La Unión Ciclista Internacional espera el informe de la USADA, para decidir si refrenda la decisión de retirarle al estadounidense sus siete títulos del Tour de Francia.