Jonathan Orozco volvió a ser figura, Franco Jara marcó el gol de los Tuzos y Efraín Juárez se dio tiempo de tuitear un mensaje sobre el polémico tema de su mano dentro del área


“No nos caracterizamos por quejarnos del arbitraje. Siempre apoyamos al arbitraje, creo en su credibilidad, siempre digo que un equipo de futbol, al menos los míos, tienen que ser mejores que un error arbitral” 

Diego Alonso

Director técnico del Pachuca

La polémica arbitral no cesa. Anoche Luis Enrique Santander fue el cuarto árbitro de la presente Liguilla que comete un error garrafal y decisivo en la cancha, para afectar directamente al Pachuca que alcanzó a rescatar la ventaja de 1-0.

Un gol de cabeza de Franco Jara y un penal no marcado contra Efraín Juárez y el Monterrey, fue lo más destacado del duelo de Ida de la Final del Clausura 2016 disputado en la cancha del Estadio Hidalgo.

Como si fuese una maldición o de paso una consigna, los silbantes de la presente fiesta grande siguen destinados al error.

Un disparo de Jonathan Urretaviscaya con trayectoria directa a las redes, fue detenido por la mano de Juárez, pero el silbante no la marcó como penal.

Esta acción se sumó a las que han sido polémicas en esta Liguilla.

Pese al trabajo del árbitro en esa jugada, Pachuca no perdonó. Hizo alarde de sus cualidades, de su velocidad, se adueñó del esférico.

Los Tuzos intentaron una, dos y tres veces de perforar la red, pero precisamente Jonathan Orozco se portó una vez más como el hombre del equipo al salvar hasta el último minuto del partido las situaciones más claras del Pachuca.

En total fueron cinco disparos a gol, contra solo uno de Rayados, teniendo un 54 por ciento de la posesión del balón, por lo que seguramente la Vuelta en el Estadio BBVA Bancomer será igual o más intenso.

“Nos faltó más manejo de pelota en el medio, pero nos costó trabajo acomodarnos en la cancha”, dijo Antonio Mohamed, director técnico del Monterrey.

Lo cierto es que ni la mano de Efraín Juárez impidió que los Tuzos consiguieran la mínima ventaja en el partido de Ida, con la esperanza de tener un mejor arbitraje para el domingo , que no haya polémicas y que solo el aspecto deportivo determine al que será el nuevo campeón del futbol mexicano.