No era lo que Estados Unidos presagiaba al iniciar su preparación para los Juegos Olímpicos de Tokio. Y Nigeria mucho menos.

Si existía cierta sensación de invencibilidad de los estadounidenses de cara al torneo olímpico, esta se esfumó la noche del sábado, luego que Nigeria les venció 90-87, con un equipo de jugadores de la NBA poco conocidos y que se las arreglaron para hacer ver mal a luminarias con jugosos contratos.

“Sólo queríamos competir”, dijo el nigeriano Gabe Nnamdi, quien se hace llamar Gabe Vincent cuando juega para el Heat de Miami. “Sabemos lo que la selección de Estados Unidos representa en el mundo del basquetbol”.

Estados Unidos había perdido 11 partidos previo al sábado en compromisos internacionales (en Juegos Olímpicos y Mundiales), desde que la NBA empezó a nutrir sus selecciones, empezando con el primer ‘Dream Team’ en 1992. Ninguna de esas derrotas fue ante un equipo de África.

“Me pareció que el equipo nigeriano hizo un partido muy físico y metieron muchos triples”, comentó el entrenador estadounidense Gregg Popovich. “Hay que darles el crédito”.

Nnamdi lideró a Nigeria con 21 puntos, mientras que Caleb Agada aportó 17. Los nigerianos superaron 60-30 a los estadounidenses desde la distancia de tres.

Kevin Durant, quien nunca había sufrido un revés como parte de la selección nacional en 39 partidos, sumó 17 puntos. Jayson Tatum añadió 15, Damian Lillard aportó 14 y Bam Adebayo facturó 11.

“Tendremos que mejorar en nuestro juego”, dijo Tatum.

Los estadounidenses exhibían foja de 39-0 en sus tres últimos ciclos olímpicos, incluyendo los fogueos, encaminándose a subir lo más alto del podio.

Además, habían vencido a Nigeria por un total combinado de 127 puntos en sus últimos dos encuentros, incluyendo uno en los Juegos de Londres 2012 y el otro en la preparación para Río 2016.

También puedes leer: James Harden y Adebayo se unen al ‘Dream Team’