La pandemia sigue dejando estragos en el mundo del deporte y sus diferentes organizaciones. Es el caso del Draft 2021 de la NFL, del cual solo hay una certeza, de acuerdo con analistas de Estados Unidos, y es que el quarterback Trevor Lawrence será la primera selección y se irá con los Jacksonville Jaguars.

El coronavirus provocó que la temporada pasada fuera extraordinaria, con ausencias de jugadores que optaron por el retiro temporal, y para esta primavera la situación no fue diferente, puesto que los equipos no pudieron llevar a cabo entrevistas presenciales con los prospectos.


Ante la nueva realidad, tanto los clubes como los jugadores recurrieron a la tecnología y mediante las videollamadas se pudieron completar las entrevistas de trabajo, aunque esto limitó las posibilidades de conocer más a fondo a cada joven

Los directivos lamentaron este nuevo sistema de reclutamiento, como Dave Gettleman, gerente de los New York Giants, quien señaló que al no tener el contacto personal con los jugadores las elecciones del próximo Draft serán a través de suposiciones.

Por ejemplo, una de las pruebas más importantes para la elección de los futbolistas colegiales es la carrera de las 40 yardas, las cuales tampoco se pudieron llevar con normalidad. Aunque los 32 equipos de la NFL recibieron videos de los 103 prospectos, las diferentes maneras de cronometrar a cada uno han levantado las sospechas sobre la confiabilidad de esas mediciones.

En tanto, 150 jugadores pudieron viajar a Indianapolis durante abril para presentar las pruebas físicas, pero los reportes médicos también han estado plagados de irregularidades, por lo que el Draft de este fin de semana se perfila para ser uno de los más convulsos de los últimos años.

“Es un año como ninguno otro, hay jugadores en este Draft que realmente solo han jugado un año de futbol americano universitario, estaremos adivinando”, lamenta Duke Tobin, director de personal de jugadores de los Cincinnati Bengals.

Los candidatos en el Draft NFL

Mientras los directivos se hacen un lío para determinar la mejor manera de seleccionar a los refuerzos con los que reconstruirán, o reforzarán, sus proyectos, los protagonistas esperan para ser seleccionados.

Como se mencionó previamente, y desde que se jugaba la temporada 2020 de la NFL, los Jacksonville Jaguars prácticamente tiraron su año para tener la primera selección y a partir de ahí rehacer un equipo que cuenta con talento joven pero que desde hace varios años no logra afianzar un quarterback que los haga competitivos.

Es por eso que el destino de Trevor Lawrence será Florida. A los Jaguars les urge un pasador y al joven mariscal de la Universidad de Clemson le caería bien llegar a un equipo sin tanta presión, con una carrera colegial impresionante, de más de 10 mil yardas por aire, 90 touchdowns y 18 anotaciones corriendo con el ovoide.

Entre los 10 primeros equipos que elegirán este jueves en Cleveland se encuentran tres que llaman la atención: los San Francisco 49ers, Miami Dolphins y Dallas Cowboys.

En el caso de San Francisco se espera que también elijan un quarterback, toda vez que las esperanzas puestas en Jiimy Garoppolo se han ido terminando entre las lesiones y las fallas en los momentos de mayor presión.

El presente de los Dolphins es distinto, porque su elección tempranera se debe a un cambio con Philadelphia Eagles, lo cual será aprovechado por los de la Florida para llevar más armas al ataque que, ahora sí, recaerá de tiempo completo en Tua Tagovailoa.

Por otra parte, Dallas sufrió luego de la lesión que dejó fuera todo el año a su quarterback, Dak Prescott, por lo que su objetivo en el Draft podría ser la defensiva o la línea ofensiva, dos sectores que fueron la debilidad vaquera en 2020.

También puedes leer: NFL Draft 2020: La nueva generación de quarterbacks