Ya no habrá más oportunidades. La última jornada de la Fase de Grupos de la Champions League es un vivir o morir y pocos “boletos” para esta ronda aún no tienen nombre. Ha llegado el momento de definir a los úlitmos invitados de la siguiente fase del torneo continental.

Como ha sucedido en las últimas semanas, Barcelona se robará una vez más los reflectores del torneo más prestigioso a nivel de clubes, pero contrario a lo que vimos en años anteriores donde el equipo culé gozaba de jerarquía, en esta ocasión es diferente, debido a que el club catalán es uno de los equipos que tendrá que pelear su boleto para continuar en la Liga de las Estrellas.

Los dirigidos por Xavi enfrentarán al invicto Bayern Munich en la última jornada y su misión será la más complicada hasta el momento, ya que tendrán que derrotar mañana, sí o sí al equipo alemán, para no arriesgar y depender de otros resultados.

Sin embargo, y considerando los últimos cinco juegos entre estas dos escuadras, la realidad es que Barcelona tiene un panorama no muy favorable, ya que sólo ha ganado un partido sobre cuatro victorias del Bayern, una de ellas por goleada de 8-2.

Si tenemos esta estadística en cuenta, y también tomando en cuenta que la última victoria que consiguió el conjunto español sobre el alemán fue en 2015, no hay mucha esperanza para ellos; no obstante, la derrota no está en cabeza de su entrenador, pues sabe que este cotejo es vital para retomar el rumbo hacia el protagonismo.

“El Barça aspira a ganar todo siempre, pero luego el tiempo dirá dónde estamos. El objetivo es ganar siempre y hay que metérselo en la cabeza. Aquí no vale empatar ni perder. Estamos hechos para ganar y ya veremos a final de temporada cómo hemos competido y dónde estamos”, dijo Xavi hace unos días.

Pero… ¿qué necesita el Barcelona para avanzar?, además de la victoria, un empate puede ser favorecedor para el club español, siempre y cuando en el otro partido el Benfica pierda o empate frente al Dinamo Kiev, ya que ese resultado le favorece a los catalanes en puntos, pues no serían superados en el segundo puesto.

Un error y fuera de la Champions League

Así como el Barcelona está teniendo momentos de tensión, hay dos grupos donde el margen de error que existe para los equipos es casi inexistente, ya que, por ejemplo, en el Grupo B, Liverpool va invicto en esta Fase de Grupos y por esa razón es el único clasificado en este sector. Porto, Milan y Atlético de Madrid pelearán hoy el último boleto del sector a Octavos de Final.

La realidad es que Liverpool querrá salir de esta fase como está hasta ahora, de manera invicta y para eso tendrá que derrotar al Milan, por lo que el conjunto italiano corre el riesgo de ser el equipo eliminado.

En lo que respecta al Porto y Atlético, la realidad es que un empate, siempre y cuando Milan pierda, los coloca como ‘sobrevivientes’ del torneo, pues ese resultado pondría a los ‘Dragones’ en Octavos de Final y a los ‘Colchoneros’ en Europa League.

Otro grupo que no ha definido invitados para los Octavos de Final y el clasificado a Europa League es el sector G, sin duda el más disputado, y aquí el margen de error para todos los equipos es mínimo.

Lille tiene que ganar o empatar frente al Wolfsburgo para clasificar, de esa manera eliminaría a su rival. El siguiente invitado a Octavos de Final estaría entre el partido del Salzburgo frente a Villarreal, aquí el equipo que pierda va directo a Europa League, o en su defecto si hay empate, el equipo alemán avanza en Champions y el español al otro torneo.

Así, terminará una Fase de Grupos en la que hay tres escuadras invictas (Ajax, Bayern y Liverpool), en la cual Lionel Messi y Cristiano Ronaldo colaboraron para que sus equipos (PSG y Manchester United) estén clasificados, y cuya última jornada promete dar batallas emocionantes que sólo serán el preámbulo de una segunda ronda cargada de grandes duelos.

También puedes leer: Champions League: Bayern-Barcelona será a puerta cerrada por rebrote de COVID