Un día después de haberse dado a conocer la suspensión de un año al jugador Enrique Triverio, la directiva del Club Deportivo Toluca respaldó al futbolista.

Mediante un comunicado, los Diablos aseguraron que agotarán últimas instancias para apelar el castigo, o bien reducirlo, al cual se hizo acreedor después de agredir al árbitro Miguel Ángel Flores durante el partido de octavos de final de Copa MX ante Morelia.

“No dejaremos solo a Enrique Triverio. Agotaremos todos los procedimientos posibles para resolver su caso”, publicó el club en la misiva.

Triverio tiró un manotazo al árbitro Flores, mientras que el defensor del América, Pablo Aguilar, dio un cabezazo al silbante Fernando Hernández en el encuentro contra Xolos, también en Copa MX, por lo que fueron sancionados con 12 meses de inactividad, de acuerdo con la Comisión Disciplinaria.

No obstante, la directiva escarlata aún puede acudir ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, por sus siglas en francés) para apelar la decisión.

En caso de reunir las pruebas y que el fallo favorezca al club y el jugador, la sanción podría ser menor.

Un punto a favor es que en el artículo 49 de la FIFA, inciso “B”, las agresiones a los árbitros  están tipificadas con mínimo 6 meses de suspensión, a diferencia de lo estipulado en el reglamento de Sanciones de la Federación Mexicana de Futbol.

Mientras que a pesar de no haber una postura oficial, ayer trascendió que la directiva del América también acudirá ante el TAS para buscar acortar la sanción a Aguilar.