La presencia del príncipe Carlos de Inglaterra engalanó la victoria del tenista Roger Federer en su partido contra el italiano Fabio Fognini, en la segunda ronda del Torneo de Wimbledon.

Desde el palco real, ocupado por primera vez en 42 años, Federer le propinó una paliza a su adversario con parciales de 6-1, 6-3, 6-2, por lo que espera de apoco irse encaminando a conquistar un Major como no lo hace desde hace más de dos años y medio.

Los aplausos del heredero al trono británico fueron para la actuación del suizo en el All England Club de Londres, que en una hora y 14 minutos eliminó al transalpino que solo fue capaz de sumar seis juegos.

“Estoy muy contento por el rendimiento mostrado en los primeros dos partidos, noto que estoy sirviendo bien y que en cada encuentro que pasa voy ganando confianza en mi juego”, declaró Federer al fin del juego.

Después de ganar su segunda ronda y antes de marcharse del césped de la pista, el suizo agradeció a los príncipes por su presencia haciendo una reverencia tanto a él como a su esposa.