El escenario era perfecto para poner fin a 19 exitosos años de carrera de la mejor manera, y así sucedió anoche en el Yankee Stadium.

Derek Jeter, el capitán de los neoyorquinos dijo adiós a esa gente que ya lo convirtió en leyenda tras contribuir en la victoria de Yanquis 6-5 sobre los Orioles de Baltimore.

La noche de ayer poco importó que los millonarios Yanquis no clasificaran por segundo año consecutivo a los Play Offs, nada iba a impedir que la fiesta del adiós al diamante se amargara, y así fue como Mister Noviembre disputara su último juego con el equipo al que siempre defendió y que ya lo puso en sus páginas doradas, junto a históricos como Babe Ruth, Lou Gehrig y Joe DiMaggio.

Jeter conectó el hit productor de la carrera del triunfo, poniendo la cereza en el pastel para su fiesta de despedida, ya que todo el Yankee Stadium explotó en júbilo para celebrar la victoria y la jugada de su eterno capitán.

La historia de Jeter como pelotero habrá terminado anoche, pero su leyenda sigue creciendo luego de decir adiós al diamante de la mejor manera posible. El Capitán América se fue como lo que siempre será, el héroe de los Yanquis.